Premio a la perseverancia

Share Button
Por Leslie Anlly Estrada Guilarte | 21 julio, 2018 |
0
FOTO/ Rafael Martínez Arias

A Oscar Rigoberto Miranda Miranda, trabajador del instituto de investigaciones Jorge Dimitrov, lo caracteriza la perseverancia. Tras más de 20 años de perseguir un sueño, por fin, se hace realidad el anhelo que nunca dejó.

El también Máster en Ciencia y Nutrición Animal creó el Miragurt, bebida que por estos días se comercializa en el mercado ideal La Granada, del Paseo General García, en Bayamo.

La iniciativa surge en la década del noventa del siglo pasado, pero, por problemas con las materias primas y el equipamiento tecnológico no se produjo, aunque el trabajo, por su valor, fue reconocido en 1996, en el Fórum de Ciencia y Técnica, representando a la Empresa de Productos Lácteos y al Dimitrov.

“En 2003 retomamos esa idea, el producto se aprueba por la Unión Láctea como miragurt aromatizado en bolsas de 950 gramos, salió para la población pero nuevamente no pudo continuar en la producción.

“Pero, siempre hemos estado atentos, lo más importante de un investigador es la perseverancia, la dedicación, la inteligencia, esa es la clave del éxito, por eso, en noviembre logramos hacer 200 litros de prueba, con gran aceptación”.

Un grupo multidisciplinario de investigadores y especialistas de Lácteos contribuyó con la fórmula de este alimento.

“La elaboración es similar a un yogurt, este producto tiene una ligera viscosidad, una acidez media que permite ser utilizado en niños mayores de seis meses, además, con bajo contenido de grasa, por lo que personas con el colesterol alto pueden ingerirlo, asimismo, afectadas con gastritis.

“Es una bebida probiótica porque utiliza bacterias como el Lactobacillus acidophilus que tienen efectos beneficiosos en la salud, en favor de la vida”, agregó Miranda Miranda.

Más del 80 por ciento de esta bebida está compuesta por suero lácteo, que permite el crecimiento de las bacterias ácidas lácticas, además, maicena para aumentar los sólidos totales y la viscosidad, entre otros ingredientes de producción nacional.

En estos momentos, se produce en la Unidad Empresarial de Base La Hacienda, en Bayamo, y Luis Rafael Virelles Barreda, director de la Empresa de Productos Lácteos en la provincia, dijo que la proyección es elaborar dos toneladas semanalmente.

“Se envasa en las bolsitas tradicionales (de nailon de 950 gramos), y se elabora en con el mismo equipamiento del yogurt natural.

“Estamos en pleno estudio de mercado, es un producto joven como producción, y tenemos que evaluar el ritmo de venta con el precio actual de 10 pesos la bolsa; el componente más complicado que tiene es la maicena, porque no tenemos grandes cantidades en los planes, pero tenemos cobertura para fabricar esas toneladas del alimento”, agregó Virelles Barreda.

Aunque muchos no creyeran que fuera posible, y en ocasiones, desanimaban a Oscar Miranda en la continuación del proyecto, ahora, los sueños de este investigador se materializaron.

“Yo pienso que es mi mayor logro, aunque he dirigido varios proyectos, porque la importancia radica en dar un producto, con esas características a la población; y también, se recuperan altos volúmenes de suero”, acotó.

La perseverancia se premia y Oscar es testigo. Este hombre aspira a que el Miragurt sea degustado por muchos, con aceptación y alta demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *