Un premio para no estar oculto

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 22 noviembre, 2017 |
0

 

Pedro Alarcón Gómez (a la izquierda)/ FOTO Diana Iglesias

Pedro Alarcón Gómez, promotor cultural y artista bayamés, recibió la medalla Raúl Gómez García, que otorga el Sindicato Nacional de la Cultura por más de 25 años de servicio ininterrumpido en el sector.

Pedrito no pertenece a ninguna institución en específico, pero es parte de todo el sistema cultural. Simboliza desde hace muchas décadas a la música cubana, la tradición sonora, tiene un lugar significativo en el pueblo y entre los trovadores, que se ganó a golpe de tesón y sacrificios personales.

Pasa de las cinco décadas y mantiene aún la preferencia por la música como si fuera un niño  frente a un juguete deslumbrante. Creció en un hogar musical, hijo, hermano, tío de intérpretes y compositores, vocalistas o instrumentistas.

Su padre, Luis Alarcón Pizarro, sembró sin querer en el torrente de Pedrito la predilección por el pentagrama. De oidos y con mucha práctica aprende desde muy niño, le son más familiares los bongoes, las maracas y las claves.

En los cromosomas tiene la familia Alarcón las siete notas musicales, a Luis lo contagia su primo Salvador Alarcón, eminente director de Banda de Conciertos con competencia en Santiago de Cuba y luego en Bayamo, legado del que no logrará desprenderse y del que ha bebido Pedrito, junto a sus hermanos y demás descendientes.

Cuenta Nancy Gómez, la madre del laureado, que el pequeño escuchaba y miraba con persistencia a su padre, que dió dura tángana porque lo dejaran probar con un par de tambores y fue tanto el empeño que sonó como debía hacerlo.

Algunas agrupaciones cuentan en los años iniciales de la carrera artística de Pedrito, alimentadas por el padre para complacer al hijo, que aunque nació con discapacidad motora y mental leve, nada le impedía soñar en acordes para percusión.

Así  perfila su vocación e independencia, los trovadores lo acogen y lleva décadas junto a prestigiosas figuras de ese movimiento musical-poético. Y también como promotor y líder de una de las peñas más longevas y estables, la del Chico del sentimiento, donde convergen la amistad y la buena música, como esencia de vida y que cumplirá 18 años en abril del próximo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *