Premio a una vida de entregas (+fotos y audios)

Recibe destacada pedagoga Alisa Natividad Delgado Tornés Distinción Juan Tomás Roig por sus más de 40 años al servicio de la Educación Superior
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 25 febrero, 2021 |
0
FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Alisa Natividad Delgado Tornés es una de esas tantas mujeres cubanas entregadas con pasión al magisterio y a la investigación. Desde las cuatro paredes de un aula su voz proyecta provenir, progreso, y de vez en cuando, despierta en uno que otro pupilo el interés por la investigación sociológica. Es solo entonces cuando el ciclo mágico entre profesor y alumno se completa.

 

La Doctora en ciencias filosóficas, profesora titular del departamento de gestión sociocultural para el desarrollo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Granma, no concibe la vida sin el aula, el intercambio entre colegas, el desafío de conducir  diferentes caracteres respirando en un mismo espacio;  y el reto de una nueva investigación.

Dialogo con ella minutos antes de la entrega de un premio que agradece, pero que no le crea ninguna vanidad. Su vestuario revela a una mujer cuidadosa, que gusta de la sencilla combinación en el vestir pero sin relegar al toque fino de las perlas.

FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Alisa comunica con rapidez y fluidez, dada su formación en Ciencias políticas, su doctorado en Filosofía y Sociología, que de alguna manera incidieron en que las investigaciones desarrolladas en las tres últimas décadas estén relacionadas con la temática del desarrollo cultural comunitario, tanto en el contexto santiaguero, como bayamés, reside hace cuatro años.

A lo largo de 49 años en la educación superior cubana, en los cuales el ejercicio de la docencia ha estado acompañado de la investigación científica, Alisa Natividad desanduvo la comodidad de la ciudad, peor también desafió el paisaje agreste, la naturaleza áspera y las zonas vulnerables y menos favorecidas con tal de concretar sus investigaciones.

“En Santiago de Cuba, en años muy complejos en que se estaba realizando al gran obra hidráulica, llevamos a cabo un estudio muy importante en El Tivolí y en el consejo popular Antonio Maceo, conocido como Los Hoyos. Fue muy interesante porque era develar las diversas mentalidades que allí persisten en diversos grupos sociales.

“Posteriormente asumí otros estudios alrededor de las estructuras locales y así fueron derivando investigaciones no solo de lo que era la ciudad de Bayamo, sino también proyectos en  ámbitos de montaña, como en Songo la Maya, una zona intrincada en condiciones difíciles. Allí trabajamos el problema de la mujer.

“En ese lugar siempre se decía por las autoridades de estadísticas que las mujeres estaban encerradas en sí mismas y que había problema con la natalidad. Nosotros nos introducimos allí a estudiar el asunto y resultó ser que aquellas mujeres si querían trabajar, lo que no habían fuentes de empleo.

“Igual ocurrió en la zona de las Guásimas, aunque a esta se sumaban las condiciones de vida, la electricidad, el agua. Esas fueron las investigaciones más recientes en Santiago de Cuba; mientras en Bayamo se centraron en torno a la vulnerabilidad social pero buscando la naturaleza cultural”, explica Delgado Tornés.

Para la consagrada investigadora el término cultura no se restringe a lo artístico y a lo literario, sino que comprende además las relaciones sociales, pues a su juicio, las relaciones entre los seres humanos, son también relaciones culturales, por tanto todos los procesos de organización, de gestión, de cualquier proceso social son de naturaleza cultural.

“Hacia ahí-explica- está la necesaria capacitación de los actores locales, para que asuman necesariamente que su gestión, aunque tenga que ver con la producción de un determinado alimento, tiene de base ese elemento que articula el proceso, que es cultural.

“Ha sido una vida dedicada a la formación de profesionales universitarios, en Santiago de cuba en la carrera de filosofía, y en Bayamo en la carrera de gestión cultural para el desarrollo, pero también con el compromiso en estos procesos de formación doctoral en sociología, en filosofía, pedagogía, y en la maestría de desarrollo cultural comunitario.”

Su afán más inmediato es concretar este último programa de maestrías en Bayamo. De  aprobarse por el Ministerio de Educación Superior, la Universidad de Granma contaría con un programa de Maestría en Desarrollo cultural comunitario, algo que hasta ahora es privativo de la Universidad de Oriente.

Alisa Natividad Delgado Tornés se mantiene en consonancia con los nuevos retos educacionales ante la Covid-19. Los años no son un impedimento para desentonar en un entorno dominado cada vez más por las nuevas tecnologías que hoy pone en función de enseñar.

“Esta ha sido la vida a la cual todavía estamos haciendo entregas, y es lo que en alguna medida se está reconociendo.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *