Preparado Pilón para resistir los embates de Matthew

Share Button
Por Martín Corona Jerez | 4 octubre, 2016 |
0

Bayamo-.  Unas 16 mil personas se protegen hoy en edificaciones públicas y casas de familiares y vecinos, del costero municipio de Pilón, que está en el suroeste de la Sierra Maestra y es de los más expuestos a los efectos del peligroso huracán Matthew en la oriental provincia de Granma.

La cifra mencionada representa alrededor de la mitad de los habitantes de la localidad, donde se recuerda con fuerza al potente huracán Dennis, el cual devastó a esta zona y a la aledaña de Niquero, en julio de 20015.

Tania María Heredia, presidenta del Consejo Municipal de Defensa en Pilón, declaró a la emisora provincial Radio Bayamo que la gran mayoría de los protegidos permanece en viviendas particulares, en tanto unos 700 lo hacen en escuelas y otras instituciones resistentes.

Agregó que esos ciudadanos disponen de lo imprescindible, en primer lugar agua, alimentos y medicamentos, para mantenerse  fuera de sus hogares hasta el cese del peligro.

También están creadas las condiciones para la vida en comunidades que tradicionalmente quedan incomunicadas por las lluvias, como los intrincados barrios serranos de Caridad de Mota, Camarones y Camaroncito, estos dos últimos con frecuencia víctimas de penetraciones del mar, destacó.

Agregó que en la mañana de este martes comienzan a ser notables los vientos en el municipio, y se reportaron olas de hasta 1,5 metros de altura en puntos costeros como Punta de Piedra, Mota, Mota Dos, Camarones y Camaroncito.

Se estima que, debido a la ubicación geográfica Granma podría ser afectada por vientos hucaranados, lluvias torrenciales, penetraciones del mar, deslizamientos de tierra e inundaciones.

El Consejo Provincial de Defensa indicó continuar atendiendo con máxima prioridad la protección de las personas, para evitar pérdida de vidas humanas.

También ordenó intensificar la elaboración industrial de comestibles y el acopio de viandas, además de alistar mayores cifras de carros cisternas en los municipios, para asegurar la distribución de agua tras el paso del huracán.

La provincia, que ahora tiene más de 840 mil habitantes, fue azotada entre el cuatro y el ocho de octubre de 1963 por el famoso ciclón Flora, el cual dejó unas dos mil personas muertas y más de cien mil sin hogares, en los llanos del río Cauto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *