Preparar y sembrar más en campaña de primavera

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 2 mayo, 2020 |
1
FOTO/Rafael Martínez Arias

Inmersos en la campaña de siembra de primavera, los agricultores granmenses acometen un ambicioso programa de preparación de tierra para asegurar más alimentos en el menor tiempo posible.

Alistar 46 mil hectáreas con la incorporación de cinco mil, en áreas nuevas, desbrozadas de marabú, constituye el desafío en lo que se trabaja en varios frentes.

Operadores con potente maquinaria, buldócer y tractores, fueron abanderados en 10 pelotones y desarrollan jornadas, en doble turno, las 24 horas.

Igualmente, en la ejecución de esta actividad participan fuerzas y medios de los Ministerios de la Agricultura y la Construcción; Grupo empresarial azucarero, construcción del Poder Popular y Comunales.

En Bayamo, Jiguaní, Yara, Manzanillo, Cauto Cristo, Media Luna y Niquero, además en las periferias de las dos principales ciudades y poblados cabeceras se protagoniza la decisiva batalla en busca de lograr con renglones agrícolas, el autoabastecimiento municipal.

Se incluye más de mil hectáreas dedicadas a sembrar maíz y sorgo en terrenos arroceros y pastizales, las primeras en imprescindible rotación del cultivo y las segundas como parte del reordenamiento en la ganadería.

El adecuado drenaje con el rompimiento de diques, que se empleaba en la plantación del cereal, la roturación pesada, cruce, primera grada, nivelación y surca, aseguran las condiciones tecnológicas para la entrada de las modernas sembradoras y el éxito en esta importante labor.

Granma produce toda la semilla y dispone de cinco variedades, en el caso del maíz, con un alto potencial en el rendimiento que ronda las 12 toneladas por hectárea.

En La Gabina encontramos a Néstor Zaldívar Andino, operador de la máquina sembradora, quien manifestó satisfacción por la labor que están realizando, la atención sistemática y buena remuneración salarial.

“La familia debe entender que lo que hago es muy necesario, aunque no tenga sábado ni domingo porque salgo de la casa, todos los días, a las 5:00 de la mañana y regreso pasadas las 8 de la noche”.

Rogelio Hernández Montero, director de cultivos varios en la Empresa agropecuaria Bayamo, dijo que el propósito es aprovechar la tierra disponible, en medio de la situación que enfrentamos con la Covid-19, y producir más comida, con cultivos de ciclo corto, en menos tiempo.

Hernández Montero explicó que también se labora en otras zonas de la Empresa agroindustrial de granos Fernando Echenique, con lo cual cumplirán el plan en el que se potencia la elaboración de pienso para alimento animal y poder alcanzar los cinco kilogramos de proteína per cápita.

Informó que hoy tienen las semillas de yuca, boniato y plátano de excelente calidad, obtenida con la colaboración del Instituto de Investigación de viandas tropicales, de Villa Clara.

Asimismo, destacó el compromiso de explotar al máximo los recursos materiales y financieros que dispone la entidad, la cual por su fortaleza productiva en leche y carne, entre otras, puede hacer sostenible y eficiente la recuperación económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos Farrel que bueno que tengamos una nueva estrategia para alcanzar los resultados, primero que la provincia obtuvo en un tiempo y descendieron hasta límites deplorables y segundo porque realmente hay condiciones en el territorio para llegar a las metas que se han trazado por la dirección del país, sueño con que Granma vuelva a tener presencia de carne de cerdo a precios asequibles, a derivados de la industris cárnica que posibiliten tener siempre un plato fuerte en la mesa y que las viandas tengan diversidad y sean constantes en los mercados, ahora solo falta el seguimiento a esas siembras, a la producción y sobre todo a la comercialización para que no ocurra lo que con la papa que el país la produce y la pone al valor de un peso y los revendedores llegan hasta 25 pesos la libra, solo así la población que vive de sus salarios sentirá satisfacción con esos resultados agrícolas. Espero que después de estas nuevas acciones los productos de ciclo corto en unos meses comiencen a aparacer en las placitas y mercados.