Presentes los tambores en Fiesta de la Cubanía

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 20 octubre, 2017 |
0
Sociedad Tumba Francesa la Caridad de Oriente FOTO/ Leslie Anlly Estrada

El repique y los golpes acompazados de tambores y otros instrumentos de percusión hicieron bailar la tarde y la noche, de este jueves, al público bayamés que se dio cita en la Plaza de la Revolución, para disfrutar de la presentación de La Sociedad Tumba Francesa la Caridad de Oriente y el grupo Rumbatá.

La fiesta comenzó con la Tumba Francesa, agrupación que recreó con toques y cantos africanos los bailes al estilo de la corte de Versalle, lo cual manifiesta la forma en que los negros esclavizados por franceses representaban los bailes de salón de sus amos, demostrando su refinamiento pero con instrumentos de su querida África.

Entre los toques que caracterizan a los artistas santiagueros se encuentran el masón, que incluye el baile de cinta, y el Yubá que agrupa el fronté. Estas expresiones musicales formaron parte de su actuación.

Según declaraciones de la expectadora Sandra Martínez Chávez este grupo es portador de una tradición maravillosa, con sus vestimentas, su historia y sus premios. Ha venido enriqueciendo la cultura cubana y mantenido sus raíces para dejar un legado a las nuevas generaciones.

Unas horas más tarde se presentó Rumbatá con sus 16 artistas e hicieron volver a sonar los cueros en la ciudad monumento nacional con el espectáculo Soy rumbero y qué.

En sus interpretaciones musicales primaron las tres vertientes de la rumba: El Yambú, Guaguancó y Columbia y varios de los presentes sacudieron su cuerpo a ritmo de tambor.

Sobre la presentación de Rumbatá la cantante granmense Doris Steven Carvajal refirió: “En ellos está cada pedacito de nuestras tradiciones, mezcla de negro con criollo que redundó en parte de lo que es hoy ser cubano, quienes vibramos completamente con un toque africano”.

Estas agrupaciones prestigian la rumba cubana y las tradiciones africanas con algunas adecuaciones modernas para hacer su música más asequible al bailador.

La Sociedad Tumba Francesa la Caridad de Oriente recibió en el año       2000 el Premio Nacional de Cultura Comunitaria y en noviembre del 2003 la UNESCO la declaró Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. También ostenta el premio Memoria Viva.

Rumbatá en 22 años de experiencia ha grabado dos discos y se encuentra inmerso en su tercer fonograma, titulado Gracias a la Rumba.

Ha recibido cinco nominaciones al premio Cubadisco y ha realizado exitosas giras internacionales por Europa y América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *