Presidente cubano valora proceso de reanimación de La Habana

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 22 septiembre, 2018 |
0

La Habana,- El 500 aniversario no es un fin, es un medio para llevar La Habana a un determinado nivel; por eso hay que seguir haciendo, con la garantía de una calidad y perdurabilidad en las acciones.

Tales valoraciones las realizó el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, en la más reciente reunión del Grupo Gubernamental de Apoyo a la capital, dirigida por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

De acuerdo con un reporte de la periodista Yaíma Puig, ningún sector o actividad puede obviar ese principio fundamental, se coincidió en el encuentro, donde como ya es habitual también participaron el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Salvador Valdés Mesa; así como el vicepresidente del Consejo de Ministros Ricardo Cabrisas Ruiz; ministros y dirigentes del Partido y el Gobierno.

La sostenibilidad en los trabajos tiene que ser una realidad en todos los ámbitos, lo mismo en la reparación de una escuela, el bacheo de una calle, la construcción de una vivienda, que en la atención a la población en cualquiera de los centros que brindan uno u otro tipo de servicios, se destacó también.

Como una obra emblemática del 500 aniversario calificó el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Reynaldo García Zapata, la reanimación que se proyecta para el Barrio Chino, un lugar de elevada trascendencia cultural para la capital cubana.

Las edificaciones que allí se enmarcan, en su mayoría con alto valor patrimonial, urbanístico y ambiental, presentan un elevado deterioro, en especial el fondo habitacional.

Con el propósito de contrarrestar esa realidad se han diseñado proyectos multisectoriales encaminados a la recuperación de la zona, teniendo en cuenta, además, el impacto comercial, recreativo y turístico que ella genera.

De ahí que se previeran —explicó el Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular— acciones encaminadas a rescatar las milenarias tradiciones chinas, entre las que se incluyen el exquisito arte culinario, la cerámica y la decoración típica de sus instalaciones, teatros y otros.

Asimismo, se rehabilitarán relevantes instalaciones dentro del barrio, como el periódico chino Kwong-Wah-Po, las tintorerías y las farmacias con su medicina tradicional. Del mismo modo, se reaniman el alumbrado público, parques y calles; se pavimentan viales y restituyen aceras; así como se trabaja para eliminar cables eléctricos y de comunicación expuestos en las fachadas.

Todo ello está encaminado a recobrar la imagen general del Barrio Chino, recreando el ambiente con elementos de alusión a la identidad y cultura de la nación asiática.

También se conocieron las acciones diseñadas por el sector de la Construcción en La Habana en función de construir, reparar y mantener el patrimonio de la ciudad.

Norberto Pérez Morales, vicepresidente primero del Grupo Empresarial de Construcción y Montaje (Gecons), aseguró que se han distribuido las labores entre varios organismos, empresas, entidades nacionales y demás instituciones que trabajan de conjunto.

Entre otros aspectos, se destacaron la remotorización y reparación de remolcadores; la reanimación de buena parte del parque de equipos destinado a diferentes trabajos; y la adquisición de nuevos medios que repercuten directamente en una mayor eficiencia.

Del mismo modo, se han remozado instituciones pertenecientes a los más variados sectores como es el caso del mercado agropecuario Plaza Cerro; el anfiteatro del Parque Lenin; el Memorial Granma; la planta de tratamiento de residuales de Luyanó; el Estadio Latinoamericano con la instalación de la pantalla digital; la sala de hemodiálisis y el laboratorio de alto riesgo del hospital Pedro Kouri; la central de esterilización del hospital Calixto García; el pediátrico Juan Manuel Márquez; y las áreas afectadas por el incendio en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología.

Que las personas se sumen activamente a las labores en cada barrio o institución es fundamental, insistió el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. De tal manera no quedará ningún espacio de la ciudad fuera del amplio movimiento que ahora se genera, dijo.

Como parte del empeño por lograr una ciudad más bella, en el municipio del Cotorro se ha remozado más del 85% de las instalaciones de salud,  aseguró la presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, Teresa Santana Beltrán.

Mucho resta por hacer todavía en ese municipio, como en La Habana toda, pero poco a poco allí han sido reanimadas instalaciones de educación, la gastronomía, el comercio, el deporte y la cultura; en este último sector se promueven, además, el rescate de proyectos culturales y grupos artísticos en diferentes manifestaciones que ayudan a consolidar una cultura más integral.

Asimismo, se reparan y construyen parques infantiles; se mejora la infraestructura vial con el bacheo y pavimentación de calles y la reparación de puentes y aceras; se rehabilitan redes hidráulicas e instalan acometidas; y se ejecutan proyectos de alumbrado público y erradicación de tendederas en barrios precarios.

En el caso particular de la vivienda, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros enfatizó que se debe continuar buscando locales que puedan adaptarse con ese fin, para de esta forma incrementar también las entregas a la población.

Que los capitalinos comiencen a disfrutar los cambios que se van sucediendo es importante, se coincidió en la reunión. Regenerar la imagen urbana de la ciudad preservando sus valores patrimoniales, tangibles e intangibles y consolidar sus principios de identidad y equidad constituye todo un reto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *