Prioriza Buey Arriba a mujeres con subsidios para construir

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 20 marzo, 2017 |
0

Medio centenar de madres con tres o más hijos menores de 12 años y carentes de solvencia económica, del montañoso municipio de Buey Arriba, en la suroriental provincia de Granma, encuentran actualmente prioridad en la construcción de viviendas por subsidio.

Tal iniciativa responde a una política nacional en marcha desde el 2016, cuyo objetivo es estimular la fecundidad, y la cual beneficia, también, a madres de los municipios de Maisí, en Guantánamo, y Tercer Frente, en  Santiago de Cuba, los que, junto con el granmense, fueron identificados, según censo del 2012, como los de mayor concentración de núcleos familiares con esas características.

A las 50 madres boyarribenses, asentadas en sentido general en sitios empinados de la montaña, les fueron asignados el pasado año más de cuatro millones 400 mil pesos para comprar materiales de la construcción para mejorar sus condiciones de vida.

Ese monto es más de la mitad de todo el presupuesto definido para el municipio con tales fines; el resto del dinero se destinó a otras 41 personas con iguales necesidades, y que también tienen bajos ingresos.

Para adelantar en esas construcciones, se mantienen las facilidades o prioridades en los puntos de venta de materiales de la construcción para tales casos, cuyas limitaciones principales está en la disponibilidad de acero.

De acuerdo con información ofrecida a medios de prensa del país por directivos de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), de conjunto con la Oficina Nacional de Estadística e Información, se trabaja para identificar otros territorios donde residan madres con tres hijos o más, en pro de beneficiarlas en el acceso a ese tipo de subsidio, implementado en el país desde 2011.

En el actual año, en general, fueron destinados mil 54 millones de pesos -similar al monto aprobado en 2016- para subsidiar la compra de materiales de la construcción, con el propósito de edificar o reparar las viviendas de las personas más precisadas.

Las partidas presupuestarias para respaldar esos gastos provienen de los ingresos por la venta liberada de insumos constructivos, financiamientos que se quedan en los presupuestos locales para agilizar el proceso de entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *