Priorizan en Granma atención al adulto mayor

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 8 enero, 2020 |
0
Foto/ Rafael Martínez Arias

Mantener una adecuada atención médica y una labor educativa apropiada resultan propósitos del Programa del adulto mayor de la Dirección provincial de Salud en Granma.

En este oriental territorio, donde poco más de 162 mil 546 personas exceden los 60 años de edad, cifra representativa del 19,4 por ciento del total de habitantes (835 mil 268 al cierre de 2019) se priorizan las actividades encaminadas a lograr una mejor calidad de vida en ese segmento poblacional, aquejado mayoritariamente de enfermedades crónicas no trasmisibles como diabetes e hipertensión arterial, y otras patologías como demencia y las relacionadas con reuma, artrosis y artritis.

Tales designios, con mayor énfasis en los municipios de Manzanillo y Jiguaní, que tienen un índice de adultos mayores del 21 por ciento, recaen principalmente en el desempeño de médicos y enfermeras de la familia en los consultorios, en cuanto a la labor educativa y la atención directa, y en las 16 casas de abuelos con 400 capacidades y ocho hogares de ancianos existentes, y distribuidos en la geografía granmense.

En esas instituciones los ancianos reciben alimentación, servicios médicos, aseo, ropa para camas y toallas, calzado y ropa para vestir, además de los medicamentos que requieran, y pueden además, insertarse, si así lo desean y sus condiciones físicas se lo permiten, en diferentes proyectos para estimular sus facultades cognoscitivas.

Quienes rebasan las seis décadas y viven en sus hogares con su familia, tienen la posibilidad de integrarse a los círculos de abuelos, de los cuales hay creados en el territorio dos mil 208 con una matrícula de 74 mil 563 adultos mayores, para la saludable realización de ejercicios físicos.

A los 267 centenarios que habitan en la provincia se les realizaron en 2019 los chequeos de salud por parte del médico de familia y se les garantizó la solución de problemas que confrontaban por necesidades de medicamentos, productos de aseo, tela antiséptica, y goma impermeabilizadora para colchones, entre otros.

Resultan también fortalezas del Programa los servicios de Geriatría de los hospitales Celia Sánchez (20 camas) de Manzanillo y Carlos Manuel de Céspedes (10 camas), de Bayamo, y el Centro auditivo, ubicado en este último municipio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *