Producción de alimentos, prioridad económica de Cuba

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 14 septiembre, 2020 |
0

La Habana, – La producción de alimentos en Cuba constituye hoy un aspecto central en la estrategia económica y social del país, donde deberán intervenir de manera eficiente todas las formas de gestión, el encadenamiento productivo y la sustitución de importaciones.

ecientemente el Ministerio de Economía y Planificación circuló el documento Síntesis de la estrategia social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la Covid 19 que contempla las directrices fundamentales para sustentar el modelo económico de la nación con especial énfasis en la  agricultura.

Teniendo en cuenta que Cuba es un país agrícola y la necesidad de garantizar tanto la alimentación del pueblo como la acumulación para el desarrollo, es impostergable revolucionar las formas de gestión y fomentar el nacimiento de la agroindustria, destacó el documento.

Los intereses económicos comunes de todas las formas de gestión, explicó, deberán coincidir para que las inversiones logren la máxima utilización en el mejoramiento de las tierras, tecnologías y el equipamiento.En cor

respondencia con la Política para impulsar el desarrollo territorial en Cuba se promoverá el autoabastecimiento municipal de productos agropecuarios, así como el incremento y consolidación de las miniindustrias del sector, a fin de garantizar una mayor adecuación con la demanda local.

En cuanto al desarrollo de productos exportables, amplió, se tendrá en cuenta el encadenamiento con los productores agropecuarios y la industria nacional para facilitar las ventas al exterior de frutas, vegetales, tabaco, carbón vegetal, café, cacao, derivados apícolas y otros.

Otra medida esencial es la recuperación y construcción de nuevos módulos pecuarios para especies avícolas, porcinas, ovino-caprino, cunícula; así como la incorporación de las microvaquerías y desarrollar la piscicultura.

Para ello, será necesario incrementar la producción de alimento animal, centrado en el aprovechamiento de todas las posibilidades que brindan los avances alcanzados por el Programa de Plantas Proteicas y el incremento de la calidad de semillas agámicas, botánicas y biotecnológicas para alcanzar en corto plazo el 68 por ciento de semillas certificadas y posteriormente llegar hasta el 85 por ciento.

En cuanto a la inversión extranjera está previsto acelerar la gestión, concreción y ejecución de los proyectos priorizados: pollo, cerdos, agroindustria de frutas y vegetales, ganadería bovina.

Todas esas acciones se regirán bajo la  premisa de utilizar un mínimo de recursos importados.

Sin embargo, será necesario eliminar las restricciones que frenan el desarrollo de las fuerzas productivas y la adopción de medidas para la producción en tierras que permanecen ociosas o deficientemente explotadas.

A la Estrategia Económico-Social para el impulso de la economía se integran el ajuste al Plan 2020 y la elaboración del Plan de la Economía para el año 2021.

La estrategia está sustentada en mantener la planificación centralizada, defender la producción nacional y desterrar la mentalidad importadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *