Productos naturales obtenidos en Cuba elevan la calidad de vida

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 11 enero, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

La Habana – Integrado por un personal con alto nivel científico, el Centro cubano de Productos Naturales  muestra hoy, entre sus más notables resultados, la eficacia del Policosanol (PPG) en la recuperación neurológica de pacientes que han sufrido un ictus isquémico.
Esta institución, que forma parte del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), desarrolló el PPG, el cual quedó registrado en 1991 como medicamento con efecto hipolipemiante (reductor del colesterol).
Con posterioridad fue comprobada su acción como antiagregante plaquetario y su valor antioxidante, manteniendo como primera indicación su efecto reductor del colesterol total y la LDL-c (colesterol malo). Estas  propiedades sustentan su empleo para la prevención  y el manejo de eventos vasculares que aparecen como complicaciones de la enfermedad aterosclerótica.
Hay más. Nuevos estudios demostraron otras bondades de este fármaco natural, aplicado en la práctica clínica desde hace poco más de 25 años y constituido a partir de alcoholes alifáticos de alto peso molecular purificados de la cera de caña de azúcar, cuya patente fue merecedora de la Medalla de Oro otorgada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).
La doctora Vivian Molina, jefa de esta Unidad de Productos Naturales, explicó a Prensa Latina que en 2016 se incorporó el registro del PPG  (20 mg) como medicamento con uso combinado con el ácido acetil salicílico (Aspirina) en pacientes que han sufrido ictus isquémicos para lograr una efectiva recuperación neurológica y evitar la recurrencia propia de este tipo de eventos.
Molina precisó que el Policosanol (PPG), por su mecanismo de acción, necesita más tiempo que los fármacos químicos para lograr reducciones significativas del colesterol total y la lipoproteína de baja densidad (colesterol “malo”), así como incrementos de las lipoproteínas de alta densidad (colesterol “bueno”), efectos que luego de alcanzarse se mantienen.
Estos resultados sobre los parámetros lípidos han sido corroborados por especialistas internacionales en América Latina, Asia y Europa Oriental. Expertos surcoreanos han confirmado, además, el efecto sobre la HDL-c, evidenciando cómo mejoran las funciones de esta lipoproteína y se manifiesta una reducción de la presión arterial en los pacientes.
En cuanto a su seguridad -muy importante en un tratamiento crónico-, sostuvo que los estudios preclínicos ya habían anunciado su baja toxicidad, mientras que en la clínica se ha confirmado que el producto carece de efectos adversos significativos a diferencia de los fármacos de origen químico que pueden ocasionar en el paciente respuestas adversas  de diversos tipos y connotación, durante el transcurso del tratamiento.
Estas características del PPG, comentó, lo hacen ser una opción muy beneficiosa con un excelente perfil de seguridad para el manejo de los más importantes factores de riesgos en la tercera edad y por ende, en la prevención de las complicaciones vasculares de la enfermedad aterosclerótica.
En entrevista concedida desde su oficina de trabajo en la Unidad de Productos Naturales -una de las cuatro áreas de investigación de la Dirección de Investigación y Desarrollo del CNIC-, la también investigadora titular consideró un reto para la salud pública atender a la población cubana con 60 años o más (casi el 21% del total).
En estas personas, precisó, la prevalencia de enfermedades crónicas no trasmisibles se hace cada vez más elevada por la presencia de factores de riesgos como elevadas cifras de colesterol, que es clave en el desarrollo de la ateroesclerosis.
Apuntó que los productos naturales como el PPG y otros logrados en el CNIC se avienen con la política gubernamental de atención a adultos mayores y este enfoque ha primado en la búsqueda de nuevos suplementos con resultados muy satisfactorios como es el caso del Abexol.

Suplemento nutricional: calidad de vida superior.

El Abexol (extracto purificado de la cera de las abejas) es otro de los productos naturales resultantes del empeño de los profesionales cubanos. La doctora Molina puntualizó que posee propiedades antioxidantes, gastro-protectoras y antinflamatorias. Se encuentra registrado ante el Instituto de Higiene, Epidemiología y Microbiología como suplemento nutricional.
Por sus bondades, precisó, se recomienda en la prevención del daño de la mucosa gástrica provocada por agentes nocivos como el alcohol, estrés y antinflamatorios no esteroides.
El efecto antinflamatorio del Abexol, sumado a la protección que confiere a la mucosa gástrica, agregó, lo hacen  un producto muy útil en el manejo del cuadro clínico que aparece en la osteoartritis, sin riegos que conllevan el uso de otros antinflamatorios.
Al respecto, explicó que mejora el dolor y la rigidez propias de  esta patología, así como la percepción de salud con la ventaja que puede ser utilizado por períodos prolongados.
La doctora Molina, con 28 años de experiencia profesional, resaltó que la Unidad de Productos Naturales trabaja con buenas prácticas de laboratorio, que garantizan la calidad de sus resultados tanto preclínicos como clínicos. Especial relevancia confieren los análisis de toxicología acreditados por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos en Cuba.
El colectivo de esta institución de la ciencia cubana, tiene como prioridad continuar las investigaciones en aras de elevar la calidad de vida de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *