¿Qué productos para uso veterinario es posible entrar o sacar de Cuba? (+PDF) (+ Video)

Share Button
Por Granma | 11 septiembre, 2021 |
0
Se prohíbe la importación o exportación de muestras de sangre; cepas de microorganismos; medios de cultivos de cualquier naturaleza y en cualquiera de sus formas. Foto: Ismael Francisco

A través de la Resolución 430/2021 el Ministerio de la Agricultura (Minag) regula la importación y exportación, con carácter no comercial, a través de viajeros y mensajería  internacional, de productos para uso veterinario.

Desde el pasado jueves entró en vigor la posibilidad de importación de productos de uso veterinario –con fines no comerciales– tales como antibióticos, antimicóticos, antiparasitarios, instrumental médico y accesorios para animales de compañía.

A su vez, la normativa, referida a los viajeros que arriben o salgan del país por cualquier punto de frontera, a responsables de equipajes acompañados y/o no acompañados, y a quienes realicen envíos mediante aduana postal o mensajería internacional, prohíbe la entrada o salida del país de productos para la salud animal que puedan constituir un riesgo para la salud humana, animal y para el medioambiente.

La Resolución 430/2021 del Ministerio de la Agricultura, publicada en la Gaceta Oficial, establece, también, que los funcionarios o inspectores de la autoridad reguladora de sanidad animal realizan revisión física a los equipajes, marcados por la Aduana General de la República, de viajeros que importen o exporten productos para uso veterinario.

Igualmente, faculta al Director General del Centro Nacional de Sanidad Animal (Cenasa) como la autoridad para efectuar alguna autorización excepcional, en particular cuando se evidencie su necesidad por interés público o social, y a permitir la importación o exportación de los productos que se prohíben, previa valoración por la Comisión de Evaluación y Análisis de Riesgos del Cenasa.

También será el encargado de aprobar, en un término de 30 días naturales a partir de la entrada en vigor de esta Resolución, el procedimiento conjunto entre el Cenasa y la Aduana General de la República que disponga el tratamiento, destino o destrucción de aquellos productos decomisados en frontera, así como los declarados en abandono legal, admitidos en abandono voluntario o retirados en frontera por incumplir las regulaciones sanitarias.

 

Productos de uso veterinario que pueden importarse:

  • Antibióticos
  • Antimicóticos
  • Antiparasitarios
  • Suplementos minero-vitamínicos
  • Instrumental y accesorios para animales de compañía, en sus envases originales, debidamente rotulados e identificados con el nombre comercial y genérico o denominación común internacional.

 

Productos de uso veterinario cuya importación-exportación se prohíbe:

  • Drogas, estupefacientes, sicotrópicos, precursores y sustancias relacionadas, de acuerdo con lo establecido en la Resolución 95/2003 del Ministro de la Agricultura.
  • Hormonas y promotores de crecimiento.
  • Hemoderivados, vacunas veterinarias, antisueros, cepas de microorganismos, medios de cultivo, productos obtenidos por ingeniería genética y organismos modificados genéticamente, así como de otros productos biológicos, salvo cuando sean importados con fines científicos y cuenten con el correspondiente Permiso Zoosanitario de Importación, emitido por el Cenasa.
  • Equipos, dispositivos y materiales para el diagnóstico de laboratorio veterinario, salvo cuando cuenten con el Permiso Zoosanitario de Importación emitido por el Cenasa.
  • Radioisótopos para uso de diagnóstico in vivo, radiofármacos y productos radioactivos utilizados para diagnóstico o con fines terapéuticos
  • Cualquier otro producto o material de uso veterinario que pueda constituir un riesgo para la salud animal, humana y medioambiental, según las disposiciones emitidas por el Cenasa a tales efectos.
  • Muestras de sangre; cepas de microorganismos; medios de cultivo de cualquier naturaleza y en cualesquiera de sus formas u otro material biológico de uso veterinario, a menos que sea con fines científicos y cuenten con la autorización correspondiente del Cenasa y del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, según corresponda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *