Protegen a manzanilleros por lluvias de Irma

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 8 septiembre, 2017 |
0

Manzanillo.-Convencidos de la trascendencia de preservar la vida como lo más importante,más de dos mil personas residentes en este territorio se protegen en instituciones estatales.
Niños,jóvenes,embarazadas,ancianos y personas postradas de las comunidades del Caño Adentro y Jibacoa,se trasladaron a la sede pedagógica y la filial y facultad de Ciencias Médicas.

Las citadas comunidades pueden quedar aisladas por el desbordamiento de los ríos Jibacoa y Yara como consecuencia de las lluvias asociadas al huracán Irma.

El campesinio Omelio Escalona Ramírez, productor agropecuario de Garata Arriba, confirma que en el lugar todas las personas cooperan.

“Cada quien sabe que cuidarse es lo más importante.Los bienes personales,los materiales escolares de la escuela y los alimentos de la bodega también se resguardaron.

“Aquí nos quedamos un grupo de hombres encargados de cuidarlo todo hasta que el ambiente lo permita. También vigilamos el cauce del río”, Escalona Ramírez.

Ortelio Moreno Enamorado,presidente del Consejo Popular de Jibacoa asevera:”Actuamos rápido,destacamos el desempeño de la brigada de rescate y salvamento de la Cruz Roja y de los choferes de los ómnibus en los que trasladamos a las personas.”

Durante un recorrido por zonas de Jibacoa,Calixto Santiesteban y José Enrique Remón,respectivos presidente y vicepresidente del Consejo de Defensa Municipal (CDM) constataron las tareas de protección de personas.

Junto a Onelio Viñas,miembro del buró provincial del Partido,insistieron en actuar con serenidad y disciplina para evitar dificultades.
Al momento de redactar esta información llovía fuerte en Jibacoa y en la ciudad de Manzanillo.

Como consecuencia del aguacero se reportan en la urbe cuarenta afectaciones en redes eléctricas que mantiene sin ese servicio a varios circuitos de la ciudad.

Integrantes del CDM mantienen en este momento estricta vigilancia de las zonas bajas del litoral,por donde puede penetrar el mar,cuyo oleaje se incrementa por las lluvias y velocidad del viento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *