Protegida la población en Granma ante amenaza de Matthew

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 4 octubre, 2016 |
0
FOTO / Rafael Martínez Arias
FOTO / Rafael Martínez Arias

Bayamo-. Más de 132 mil 890 personas en la provincia de Granma, en Fase de Alarma Ciclónica,  están en centros de evacuación institucionales y hogares de familiares y vecinos, para proteger sus vidas ante la amenaza del fuerte huracán Matthew.

Aresquis Hernández Ramírez, jefe del puesto de mando del Consejo Provincial de Defensa, declaró a la ACN que 13 mil 120 pobladores están en albergues habilitados por el Estado, y el resto se trasladó a viviendas resistentes.

Añadió que en los centros institucionales fueron garantizadas la alimentación, atención médica, y el acceso a los medios de comunicación para favorecer la información de todos.

En Bayamo, capital provincial, están evacuados más de cuatro mil 780 ciudadanos, quienes provienen sobre todo de los municipios cercanos de Cauto Cristo y Río Cauto, los más afectados por el ciclón Flora, causante de la muerte de unas dos mil personas en octubre de 1963.

Pobladores de Buey Arriba, en la Sierra Maestra, se preparan para enfrentar a #Matthew #Cuba

Publicado por La Demajagua en Lunes, 3 de octubre de 2016

La joven Iraida Pérez Rodríguez, una de las protegidas en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Pedro Batista Fonseca, de Bayamo, expresó que se siente muy agradecida por estar en ese lugar seguro, pues Los Aticos, sitio donde vive, en Cauto Cristo, se inunda con facilidad.

Francisco Osorio Verdecia, de 71 años, recordó que cuando el Flora la desesperación fue tremenda, porque llovió mucho y la población no estaba preparada para tanto, ni existían las represas actuales, capaces de almacenar grandes volúmenes de agua.

Añadió que en Pozo Redondo, donde reside, y en otras zonas cercanas al río Cauto, el más largo del país, ahora todos salieron con disciplina hacia los centros de evacuación, conscientes de la importancia de proteger sus vidas.

El doctor Arturo Daniel Peña Herrera, jefe del puesto médico de la EIDE, aseguró que tienen los medicamentos necesarios para prestar una buena atención a los pacientes antes, durante y después del paso de Matthew.

Rocío Lago Fernández, especialista en Higiene y Epidemiología, precisó que mantienen un constante control para garantizar la calidad del agua potable y de los alimentos, y la limpieza en esa institución, y en las otras destinadas al mismo fin en la provincia.

En el municipio costero de Pilón, el cual puede ser uno de los más dañados aquí  por el fuerte fenómeno meteorológico, unas 16 mil personas se protegen en edificaciones públicas y casas de familiares y vecinos.

El huracán Dennis, en julio del 2005, fue el último de grandes afectaciones en Granma, el cual prácticamente devastó a los municipios de Pilón y Niquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *