Protestas antigubernamentales en Brasil evidencian carácter elitista

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 14 marzo, 2016 |
0

Brasilia.-Pese a aumentar en número de participantes respecto al año anterior, las manifestaciones antigubernamentales en Brasil mantienen un carácter elitista, constató hoy el diario Folha de Sao Paulo.

Un sondeo realizado en la Avenida Paulista por la encuestadora Datafolha reveló que la mitad de los asistentes a las protestas de la víspera perciben más de cinco y hasta 20 salarios mínimos mensuales, mientras el 11 por ciento gana más de 20 y hasta 50.

En contraste, apenas el seis por ciento de los manifestantes figuran entre quienes reciben al mes el equivalente de hasta dos sueldos básicos, indicó el muestreo realizado entre dos mil 262 personas y cuyo margen de error estimado es de hasta dos por ciento.

La encuesta expuso además que el 77 por ciento de quienes se sumaron a la convocatoria, impulsada a través de las redes sociales por los movimientos Vem Pra Rua (Ven para la calle) y Brasil Libre, entre otros, poseían nivel superior de enseñanza, el 18 por ciento llegó a la educación media y cuatro por ciento a la primaria.

En promedio, la edad de los que marcharon por la Avenida Paulista para apoyar el proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, en curso en la Cámara de Diputados, fue de 45,5 años.

El 40 por ciento tenía 51 años o más y 36 por ciento de 36 a 50, precisó Datafolha.

Interrogados respecto a la posibilidad de que la jefa de Estado no termine su mandato, constitucionalmente establecido hasta el año 2018, el 79 por ciento consideró que Rousseff dejará el cargo antes de esa fecha.

Sin embargo, solo 33 de cada 100 estimaron que la salida de la mandataria pudiera ser la solución a la crisis económica y política por la que atraviesa el país, aún cuando el 98 por ciento valoró negativamente su gestión de gobierno.

El 96 por ciento de los encuestados se mostró favorable también al proceso de casación del titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien es enjuiciado por quiebra del decoro por la Comisión de Etica de ese órgano legislativo y enfrenta además una acción penal acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Similar nivel de aprobación alcanzó la decisión del juez Sergio Moro, quien dirige la cuestionada operación anticorrupción Lava Jato, de llevar por la fuerza a prestar declaración al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

De acuerdo con estimados de la propia encuestadora, en la Avenida Paulista se congregaron ayer cerca de 500 mil manifestantes, el más alto número registrado en esa populosa ciudad de 11,9 millones de habitantes.

En una nota emitida anoche, el gobierno brasileño señaló el carácter pacífico de las manifestaciones realizadas en todo el territorio nacional y dijo que estas evidenciaron la madurez de un país que sabe convivir con opiniones divergentes.

La libertad de manifestación es propia de las democracias y debe ser acatada por todos, apuntó el texto y subrayó que Brasil garantiza también el respeto de sus leyes e instituciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *