Proyecto Cuba –Vietnam: Primeros resultados en cultivo cafetalero

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 22 octubre, 2020 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

En la zona conocida por San Rafael, de Buey Arriba  comenzaron a cosecharse los  primeros frutos del proyecto de colaboración Cuba-Vietnam que se realiza  hace varios años en la Unidad básica de producción cooperativa (UBPC) Delfín Pedro Carrillo.

Sus cafetales experimentan una notable  transformación con la aplicación de tecnología en la  siembra procedente de la hermana nación asiática y el empleo de semillas con variedades de los dos países.

Allí aplican un cambio en el marco de plantación y en las atenciones culturales, entre otras referidas al manejo del cultivo que apuntan a un crecimiento en el tamaño del grano y de los rendimientos cafetaleros.

Yosvani Silva Sánchez, director de la Empresa agroforestal Ataque a Bueycito, dijo que hoy alcanzan  los resultados iníciales y trabajan en su generalización  en el territorio.

“Este año vamos coger semillas vietnamitas de la variedad Robusta para distribuirlas en  Granma y otras provincias y acopiar alrededor de media tonelada de café en la cosecha de siete, de las nueve hectáreas acogidas al proyecto de  en  la UBPC”.

Silva Sánchez informó que la colaboración incluyó equipamiento agrícola e industrial, insumos para los  agricultores y materiales de construcción como cemento, áridos y techos, además de otros para la parte eléctrica.

El programa de desarrollo incluye la construcción de más mil 200 metros de secaderos – ya terminados-, que genera unos 100 nuevos empleos y permite beneficiar entre el 80 y 90 por ciento del café que se produce en la localidad, añadió.

Igualmente, cuentan con una despulpadora ecológica, molino, tostadora, mesa milimétrica y máquina para el empaque en bolsa, lo que cerraría  el ciclo productivo de beneficio  y procesamiento industrial.

Aún sin concluir la inversión  con el montaje en la casa de máquina, el cual deberá proseguir en los detalles por lo que  representa su puesta en marcha en  los indicadores de calidad y evitar el traslado del grano a grandes distancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *