Prueba piloto para el control biológico del mosquito Aedes aegypti

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 15 enero, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

La Habana, – Un estudio piloto destinado al control de las poblaciones naturales del mosquito Aedes aegypti, mediante la aplicación de la técnica del insecto estéril (TIE), comenzó a ejecutarse en Cuba.

   Este procedimiento, informó hoy el diario Granma, ha sido empleado con éxito durante más de 50 años en el mundo para el manejo de diversas plagas de insectos.
   Marta Contreras Izquierdo, coordinadora de la Red de Comunicadores Nucleares, precisó que la prueba se implementa en el marco de un proyecto de colaboración con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
   Indicó que dicho programa se denomina Demostración de la factibilidad de la Técnica del Insecto Estéril para el control de vectores y plagas en Cuba.
   Este eficaz método de control biológico amigable con el medio ambiente consiste en la colonización y reproducción masiva de un elevado número de mosquitos machos en una planta equipada por el OIEA, ubicada en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).
   Los insectos reproducidos son trasladados luego al Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (Ceaden), de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada, donde quedan esterilizados con radiaciones ionizantes.
   Una vez concluido dicho proceso se liberan en las áreas seleccionadas para el estudio, propiciando que al copular con las hembras silvestres del Aedes (son las que pican y transmiten el dengue, el zika, el chikungunya y la fiebre amarilla), estas no puedan tener descendientes y así impedir el ciclo reproductivo.
   El doctor René Gato Armas, jefe del Grupo de Control Biológico de Vectores del IPK y coordinador del proyecto por la parte cubana, resaltó que el OIEA ha respondido a la compleja situación de las arbovirosis en América Latina y el Caribe, apoyando investigaciones en vigilancia y control de vectores, a través de iniciativas apoyadas por la Organización Mundial de la Salud y la Oficina Panamericana de la Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *