Publican fragmento inédito del Diario de Francisco Vicente Aguilera

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 18 octubre, 2021 |
0
Foto/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Historiadores bayameses rinden homenaje al patricio bayamés Francisco Vicente Aguilera en el Bicentenario de su natalicio con la publicación del último fragmento de su diario, denominado por sus compiladores Ludín Fonseca García e Isolda Martínez Carbonel, Francisco Vicente Aguilera, mi pluma en la emigración.

Con este fragmento de su diario, este dueto de profesionales pone en manos de investigadores, historiadores y pueblo bayamés, el Diario de este destacado prócer independentista.

El escritor Luis Carlos Suárez, profesor del Centro de Superación para la Cultura en Granma, destacó durante su presentación, los esfuerzos de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Bayamo por rescatar obras del acervo histórico que corren el riesgo de ser olvidadas y hasta desaparecer a causa del deterioro, y cuyo recate permite a las nuevas generaciones conocerlas y corroborar su importancia para la cultura, la región y el país.

Ejemplo de estos esfuerzos, son los ejemplares Bayamo; Crónicas y tradiciones de San Salvador de Bayamo,  y la novela La rasa triste.

En esta labor destaca el Centro provincial del libro y la literatura e instituciones como la Casa de la Nacionalidad Cubana, la Asociación de Historiadores y la Red de instituciones del Centro provincial de Patrimonio.

El libro, expone Ludín Fonseca García, ofrece un fragmento inédito y olvidado del diario personal de este cubano ilustre. Abarca desde el primero de enero al 15 de marzo de 1873 y narra su estancia en París.

“Muchas veces pensábamos que era difícil esta tarea. El diario de Aguilera es extremadamente extenso, pero los esfuerzos de Ediciones Bayamo, Boloña, Ciencias Sociales permitieron que en el año de su bicentenario pudiéramos tener impreso todo su diario.

“Espero que sirva para comprender el pensamiento de este hombre que tantas dificultades tuvo que atravesar en pos de alcanzar una Patria”, comentó el historiador de la ciudad Ludín Fonseca.

La coautora de esta compilación, Isolda Martínez Carbonell, destacó sobre todo la dimensión humana de Francisco Vicente Aguilera, un hombre con los sentimientos a flor de piel, cuyas preocupaciones, temores, sufrimientos y angustias se revelan en su propia voz.

En el rescate del diario de Aguilera han contribuido varios historiadores, entre ellos Onoria Céspedes, Ludín Fonseca García y la especialista de la Biblioteca 1868, Isolda Martínez Carbonel.

“Estamos frente a un documento donde lo testimonial adquiere una importancia singular y abre una serie de posibilidades al historiador de indagar en los estratos de la subjetividad, los que siempre pueden facilitar aportes para alcanzar la siempre anhelada objetividad a la que todo investigador aspira”, comenta el presentador Luis Carlos Suárez.

El tiempo que abarca es breve pero de mucha intensidad. Aguilera, a juicio del destacado intelectual bayamés, demuestra un gran poder de observación y habilidad para pormenorizar determinados hechos y gravita siempre en el objetivo por el cual está allí: recaudar fondos que permitieran organizar expediciones para apoyar la causa de la independencia.

“Esa es su agonía, no como desfallecimiento o debilidad, sino como lucha. Esa es su lucha en París, pero es también por momentos angustia, frustración, dudas…el prócer da testimonios del resultado de muchas conversaciones sobre su propósito para recaudar fondos y los obstáculos y mezquindades que tiene que enfrentar.

“Nunca daría la visión de un Aguilera infalible, solo ante las dificultades. A Aguilera no podemos esquematizarlo, porque su eticidad y entrega sin imites a la causa de la independencia, es quien traza sus auténticas dimensiones como patriota. A Aguilera no lo conforma lo que evaluemos de él, sino lo que hizo por la Patria”, sentenció Luis Carlos Suárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *