Pugnan en coalición derechista en Uruguay por reparto de cargos

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 16 enero, 2020 |
0

Montevideo, -Todavía sin instalarse en el poder, la coalición de derecha de Uruguay muestra hoy pugnas internas por el reparto de cargos, a juzgar por reclamos del Partido Colorado(PC) el principal socio del predominante Partido Nacional (PN).


El diario El Observador, cercano a estas fuerzas políticas, indicó que cuando el presidente electo Luis Lacalle Pou anunció su futuro gobierno, el 16 de diciembre pasado, de los 39 puestos de mayor importancia 26 irían para figuras del PN, dejando solamente seis para el PC.

Pese a que en ese acto los jerarcas del Colorado lo recibieron con cerrados aplausos, algunos dirigentes estaban disconformes con dicho reparto ya que el futuro mandatario benefició a sus filas en forma desproporcionada por encima no solo de la tradicional formación política sino también del surgente Cabildo Abierto, los mayoritarios apoyos para conseguir la banda ejecutiva.

Según la enterada fuente mediática, ahora mientras Lacalle se apresta  a terminar de definir la composición de los ministerios el tema resurgió y la disconformidad volvió a manifestarse.

Los colorados expresaron sus discrepancias en reuniones con integrantes blancos del venidero gobierno y también en conversaciones entre dirigentes de sus dos vertientes internas Ciudadanos y Batllistas.

De acuerdo con extendidas versiones durante las negociaciones en curso en las últimas semanas plantearon ocupar direcciones en 13 secretarías de Estado, lo cual consideran una recompensa porque sienten que fueron perjudicados cuando se diseñó el gobierno.

La citada publicación asegura que el el malestar y la disconformidad del Partido colorado fue planteado por Ernesto Talvi, el designado canciller  y el expresidente Julio María Sanguinetti, principal artífice de la coalición en una reunión con Lacalle el martes.

Los colorados entienden que son el socio mayoritario y que por el grado de compromiso mantenido en la campaña electoral y que asumirán una vez que se forme el gobierno deberían tener un “plus” en las futuras designaciones.

Para argumentar su posición se retrotraen al último gobierno de coalición (2000-2005) cuando Jorge Battle acordó con el Partido Nacional y le otorgó seis ministerios de 13 aunque los blancos habían tenido un 19 por ciento de los votos,  y reclaman que  “la relación debería ser beneficiada y no perjudicada por las cuentas”.

El cálculo que realizan es que les “corresponden” más de 30 direcciones de acuerdo a los votos obtenidos en octubre y en un principio  iban a recibir menos de 20, dentro de los que hay varias del Ministerio de Relaciones Exteriores que son de carreras y no políticas.

Entre sus  intereses está en ocupar posiciones claves en los ministerios de ministerios de Transporte y Obras Públicas y en Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Parte de la molestia viene desde el momento en el que los colorados supieron que las direcciones de las secretarias del ministerio de Ganadería liderado por Carlos Maria Iriarte, de Ciudadanos y  Turismo con  Rigoberto Cardoso de los Batllistas, al frente, irían a manos de blancos y de Cabildo Abierto lo cual generó sorpresa ya que creían que eran cargos que les  correspondían.

Los restantes miembros de la coalición de derecha que gobernará desde el 1 de marzo  son los minoritarios partidos Independiente y de la Gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *