Ramón Sánchez Parra, de vocación periodista

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 2 abril, 2021 |
0

Cortesía del periodista Un caballero andante emergía cada amanecer desde la parte más alta de la populosa calle Maceo, en su natal  Manzanillo del Oriente cubano, no iba en busca de Dulcinea, ni de molinos de vientos, rastreaba  historias cotidianas para dar de comer a su inseparable Remington:

“Nací en 1937 y llegué al mundo reporteril de forma jamás pensada, era distribuidor de los periódicos Prensa Libre y Orientación, condición en la que alcancé el quinto grado, porque el sexto lo obtuve luego del triunfo revolucionario de 1959.

“Observando a los demás compañeros de la imprenta   me hice tipógrafo de la primera y última planas del diario que dirigía Hipólito Portal, sitio en el que conocí a importantes intelectuales de la época como Manuel Navarro Luna, Juan Francisco Sariol, el historiador Wilfredo Naranjo Gauthier…”.

IMPACTO

“Fue en la revista habanera El Federado Escolar, donde apareció por primera vez mi nombre impreso, aquello me despertó la pasión por el periodismo,  en 1966 me gradué de corresponsal  en la escuela Pablo de la Torriente Brau, de Santiago de Cuba y al año siguiente me nombraron Corresponsal jefe del periódico Sierra Maestra, desde la ciudad del Golfo.

“En ese tiempo mientras tributaba para el diario Granma y a las emisoras CMKC y CMDF,  se convocó al primer trabajo voluntario en la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, destinada a 20 mil niños de la Sierra Maestra y partí al lugar con mi camarita Kodak para graficar la noticia.

Sin proponerme protagonismo alguno capté la imagen del Che Guevara en plena faena,  hoy es la instantánea más representativa en mi labor como fotorreportero y la que generalmente se difunde cuando se habla de la efemérides.

IDENTIDAD

“Fui uno de los fundadores del periódico La Demajagua, que en forma de   tabloide se editaba en un lugar cercano a ese sitio histórico, en cuya redacción trabajábamos: Mario Naranjo Valdespino, Joaquín Fuentes Reyes (de Campechuela), Raúl Rivero García, que era el director, ya fallecido, y yo.

“Junto a la División Política administrativa, nació en Bayamo un periódico  que con carácter provincial asumió el nombre de nuestra publicación, en cuya nueva estructura me desempeñé como reportero, coordinador-redactor de la página cultural y en una ocasión, Jefe de Información”.

IDILIOS

“Para mí la radio es dinámica, aporta mucho al periodista, constituye una  academia de la inmediatez, la prensa escrita exige investigación y consagración, quien se dedique a estos medios debe estar atento a cada reporte  y sobre todo amar la profesión”.

LAUROS

“Cuento con más de 70 reconocimientos por el trabajo desarrollado, entre ellos el Premio Rubén Castillo Ramos 2010, por la obra de la vida, el Sello 90 Aniversario de la Radio cubana, el de Hijo Ilustre de la ciudad de Manzanillo, la medalla Raúl Gómez García…”.

EL APORTE

La grandeza de este quijotesco caballero radica en la forma de enfrentarse a una cuartilla en blanco para llenarla de historia, de manera que sus lectores estuvieran al tanto de lo acaecido en el justo momento  de producirse los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *