Raúl Blanco Tamayo, un hombre de trabajo y trabajo

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 4 marzo, 2021 |
0

Fotos Luis Carlos Palacios

 

“Las cosas buenas se deben hacer sin llamar al universo para que lo vea a uno pasar. Se es bueno porque sí; y porque allá adentro se siente como un gusto cuando se ha hecho un bien, o se ha dicho algo útil a los demás”

José Martí

¿Por qué Raúl Blanco Tamayo, se ha convertido, durante años y aun sin proponérselo, en un trabajador destacado, y hasta imprescindible, en la Empresa provincial de Campismo Popular en Granma?

Con esa interrogante sellamos recientemente un diálogo complicado con este bayamés, complicado porque no le gustan las entrevistas de prensa, y menos, cuando es para hablar de sí mismo.

Su escueta pero contundente respuesta lo corrobora, y al mismo tiempo deja al descubierto la sencillez que lo signa.

“No recuerdo bien la frase, pero es como dijo Martí, que uno allá adentro siente una satisfacción grande cuando hace las cosas bien.”

Ese ha sido su incentivo, desde que con 21 años se incluyó entre los fundadores de la entidad de marras, la cual, como reconoce el mismo Raúl, ha estimulado entre sus trabajadores una suerte de integralidad en el desempeño.

“Me inicié como chofer y luego pasé a la unidad de logística, en la cual laboro hace 25 años en tareas de abastecimiento. Pero, en esta empresa, desde siempre todos los trabajadores hacemos lo que haya que hacer, no importan las horas ni los días, cuando tengo que comprar, compro, arreglo el camión, cojo un ponche, pero si hay que limpiar o chapear, también lo hacemos.

“Incluso apoyamos a otros territorios cuando fueron azotados por ciclones, como Baracoa y Ciego de Ávila, donde participamos en la recuperación de las instalaciones, recogimos basura, escombros y cuanto fue necesario hacer.”

“Siempre en el Campismo hemos trabajado así desde que se fundó, porque como fuerza de apoyo de las brigadas de construcción, ayudamos a levantar aquellas primeras cabañas rústicas, hospedajes que ya ni se parecen, porque se han modernizado.”

…¿La mayor satisfacción que he tenido?

“Bueno, cuando la celebración de los 25 años del Campismo Popular, en La Habana, fui seleccionado para asistir y vi a Fidel bastante cerca, ese momento nunca lo podré olvidar, y lo otro es esto que hago todos los días, soy un hombre de trabajo y trabajo, y es lo que me hace sentir feliz.”

ASTILLA DE TAL PALO

Raúl Blanco insiste en reconocer que esa disposición a la utilidad la debe al Campismo Popular, una entidad más que empleadora, formadora, y que ha propósito ganó en la provincia la emulación al calor de este 4 de marzo, Día del trabajador de la Hotelería y el Turismo.

Marisleydis Ramírez Moreno, directora en funciones, detalla que el mérito fue conseguido, porque a pesar de haber sido el 2020 un año complejo por el impacto de la Covid 19, más de 25 mil campistas días pasaron por las cuatro instalaciones del territorio (42 por ciento por encima de lo planificado) y crecieron en un 18 por ciento en los ingresos totales con respecto al 2019.

“Cuando transcurrió la etapa de recuperación nos apoyamos en la Unión de Jóvenes Comunistas, para atraer a mayor cantidad de jóvenes, incentivados por una estrategia de rescate de muchas de aquellas actividades que caracterizaron a la empresa en sus inicios, como fogatas, acampadas, juegos tradicionales…

“En el año también cumplimos con varias tareas sindicales y el aporte de donaciones de sangre, y sostuvimos el programa de reanimación de las instalaciones, reparamos unas treinta habitaciones, la mayor parte en Las Coloradas, en Niquero.

“Ahora intervenimos más directamente en el apoyo a la batalla contra la pandemia, porque una de nuestras instalaciones, El Salto de Jibacoa en Manzanillo, acciona como centro de aislamiento, y aunque el resto de los hospedajes están cerrados, vamos a cumplir la totalidad de los ingresos previstos, porque hemos habilitado en comunidades aledañas puntos de venta de comida para llevar.”

Esas acciones fueron reseñadas por estos días en todos los colectivos laborales de Campismo Popular, y también se trazaron nuevas pautas de trabajo para el presente año.  Así lo hicieron todos los trabajadores de la hotelería y el turismo en Granma (más de cuatro mil 500, de estos 249 de Campismo Popular).

En matutinos especiales trascendió el recuento y el compromiso, espacios en los que, además, se rindió tributo a Elpidio Sosa González, mártir del sector, en ocasión de conmemorarse este 4 de marzo, el aniversario 88 de su natalicio.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *