Raúl Torres: Era el momento de convertir un clamor en canción (+video)

Share Button
Por Juventud Rebelde | 19 junio, 2020 |
0

Foto/ Heriberto González Brito.

La música le debía una canción al bloqueo. Parecía difícil porque es un tema muy difundido pero encontré la forma de hacerlo con nuevas sonoridades, expresó a Juventud Rebelde vía telefónica Raúl Torres, quien recientemente estrenó el videoclip Desbloquéame.

Buscaba el artista la manera de expresar el sentimiento de los cubanos ante el criminal bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba, y la encontró. Desbloquéame pone de manifiesto, una vez más, el deseo de nuestro pueblo y es un llamado a la unidad de todos los cubanos —tanto los que viven en el país como los que residen en el extranjero— en función de un mismo objetivo: exigir el cese de esa injusticia.

«La idea de hacer esta canción la venía madurando hace un tiempo. Desde que empecé a escribirla me di cuenta enseguida de que esos versos tenían mucho que ver con el latinhouse: mezcla entre timba, house y guaguancó. La grabé. Con el estudio en casa, todo fue muy fácil.

«Fui al Ministerio de Cultura y hablé sobre mi interés de hacer un videoclip con la canción. Inmediatamente me dieron todo el apoyo. Llamé entonces a René Rodríguez, quien, además de ser mi pianista, es realizador, y junto a mi esposa, Camila Fernández (productora), empezamos a trabajar. Amanda Espinosa y Nelson del Sol también se sumaron», contó.

Junto al poeta y destacado intelectual Víctor Fowler, acompañan a Raúl Torres en Desbloquéame los músicos Arnaldo Rodríguez, Enrique Pérez Mesa, Yulaysi Miranda, Vannia Borges y el Dj y productor Jorge Cumberbatch.

Sobresalen igualmente como parte de los invitados, rostros populares como Javier Sotomayor, Humberto López (jurista y conductor del programa televiso Hacemos Cuba), los doctores José Rubiera y Francisco Durán, y el artista de la plástica Nelson Domínguez, entre otros.

Cronista de un pueblo

Raúl Torres se ha convertido, en los últimos años, en uno de los mejores cronistas del sentir del pueblo. Lo ha demostrado muchas veces, sobre todo cuando a solo unas horas del fallecimiento de nuestro eterno Comandante en Jefe dio a conocer Cabalgando con Fidel, en mi opinión, la más bella y conmovedora de todas sus canciones dedicadas al líder de la Revolución Cubana. También cuando la partida del Presidente Hugo Chávez causó un gran impacto, o cuando estos días de confinamiento a causa de la COVID-19 lo llevaron a componer Lo que sé del amor (dedicada a los médicos).

«Me asusta que me digan “cronista”, pero trato de asumirlo con mucha responsabilidad y honestidad, siempre desde la trinchera de defender a mi país, y la dignidad y moral que nos legó Fidel ante el mundo.

«Lo que sé del amor es una de las tantas canciones que he grabado inspirado en una circunstancia como esta, en la que ves a hombres de tu pueblo con la decisión y valentía de ir a otros lugares del mundo a velar por la salud de quienes lo necesitan. Eso es admirable. No hay un día que yo no me emocione al ver lo que nuestros médicos están haciendo y eso, por supuesto, tenía que convertirse en canción».

—Eres de los artistas que apoya abiertamente a la Revolución. ¿No te ha traído problemas, en términos de promoción y comercialización de tu música?

—Sí. Muchísimos, fundamentalmente con los que se oponen a que yo tenga esta actitud. Aunque las más conocidas eran las de amor, toda la vida he escrito canciones patrióticas y dedicadas a los héroes de mi Patria. Eso es lo que ha pasado.

«Mis canciones de corte político o social más comprometidas son de hace 15 años, cuando tuve una especie de despertar. En aquella época vivía en España y vi la corrupción de los políticos. En el parlamento se sacaban los trapos al sol en horarios en que los niños estaban al frente del televisor. Percibí cómo se iban degradando los valores de esa sociedad, y a partir de ahí tomé esta actitud.

—De tus canciones ¿cuál es la que más te define?

—Es por épocas. En estos momentos una que estrené en agosto de 1989, en el Teatro Nacional, la primera vez que le canté al gran público en la Habana. Se llama Hojarasca.

—Hay mucha poesía en tu música. ¿De qué fuentes se nutre Raúl Torres?

—Leo lo máximo que puedo. Trato de no quedarme ocioso sin hacer nada y de estar encima de la música y de mis textos el tiempo mayor posible. La inspiración hay que alimentarla. Me inspira hacer todo lo que me gusta: pescar, cocinar, jugar con mi hijo. Eso me mantiene vivo y respirando.

—¿Algún mensaje para los cubanos?

—Quiero darles las gracias por dejarme entrar en sus casas y decirles que cuelen café porque el coronavirus se está acabando. Pedirles que, por favor, nos cuidemos y si no hay una necesidad imperiosa de salir, permanezcamos en nuestros hogares.

«Tenemos la tarea de ganarle la batalla al coronavirus. Ya lo estamos haciendo gracias a nuestros científicos y médicos, pero muchos de nosotros hemos sido cabezones. Eso me asusta y entristece porque nuestro Gobierno hace muchos esfuerzos para que estemos bien. Debemos ayudar con nuestra disciplina a quienes nos dirigen».

Una experiencia gratificante

«He tenido la suerte de participar en varias iniciativas de Raulito desde la fabulosa canción que hizo cuando la muerte de Hugo Chávez hasta este videoclip que es también una manera de reclamar el fin del bloqueo, ese cerco económico que tanto afecta a nuestra economía, hijos, familias y a nuestra cultura. Me convocó y yo gustoso. Nuestraherramienta es la música, el arte;desde ahí lanzamos nuestro mensaje». (Arnaldo Rodríguez. Director de la agrupación Arnaldo y su Talismán).

«Es cómodo trabajar a su lado. Sabemos los ritmos de cada cual y existe mucha afinidad en lo artístico, lo que proporciona la confianza necesaria para darle rumbo a cada proyecto e iniciativa que se nos ocurre.

«Nos conocemos desde el 2014 e interactuamos primero desde lo profesional (como pianista de su grupo). Luego, con el paso del tiempo conocí al amigo y así, poco a poco, se incrementaron las experiencias artísticas tanto en la música como en la imagen.

«En este clip he participado como editor, camarógrafo y mano derecha de Raúl en la dirección. Desde el principio fuimos conscientes del mensaje que queríamos transmitir y, como es obvio, nos imbuimos en la canción y la disfrutamos. Comenzamos a procesarla entre todos y salió este maravilloso resultado». (René Rodríguez, pianista, realizador y fotógrafo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *