Realizan en Bayamo jornada de reflexión histórica

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 6 diciembre, 2018 |
0
De izquierda a derecha René González Barrios, Eduardo Torres Cuevas y Jorge Luis Aneiros Alonso/FOTO Luis Carlos Palacios

La historia una vez más se convirtió en protagonista, este jueves en el museo Casa natal de Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo, al realizarse profundos análisis sobre tres etapas de la historiografía cubana, efectuados por destacados investigadores y personalidades de esa Ciencia Social.

El doctor Eduardo Torres Cuevas, presidente de la Academia de Historia de Cuba, inició la reflexión sobre la época colonial y mencionó nombres como Félix Varela, José María Heredia y José de la Luz y Caballero, quienes sembraron el pensamiento emancipador en la generación que inició las luchas por la independencia.

La radicalización del pensamiento de los próceres del 68 la atribuyó al estudio de su época, a sus viajes por el mundo y a que eran personas de elevada cultura.

También se habló sobre José Martí como heredero del ideario de su siglo y sobre el pernicioso caudillismo y regionalismo.

Su conferencia la concluyó exponiendo que lo que queda por estudiar, es mayor de lo que conocemos.

La exposición de la etapa neocolonial vino de la mano del máster René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba, quien expresó que fue un período de muchos matices, pues excepto los grandes jefes como Martí, Maceo y Gómez -los dos primeros caídos en combate prematuramente- solo pocos tenían claro lo que querían alcanzar en la república.

En el nuevo status político hubo muchos intereses anexionsitas y ambiciones personales de poder, pues muchos creyeron que Estados Unidos traería progreso a Cuba y que era el momento oportuno de ascender a cargos importantes. Al respecto, mencionó el triste hecho de que consagrados mambises ocuparon responsabilidades en las cuales, con su proceder inadecuado, mancharon su nombre y prestigio y olvidaron los ideales que los llevaron a la lucha.

En la primera mitad del siglo XX no murió el espíritu de combate y surgieron movimientos obreros y estudiantiles, además de personalidades como Julio Antonio Mella,  Rubén Martínez Villena y Antonio Guiteras.

Especial mención tuvieron los años 50, en los cuales Fidel inicia y concluye la última guerra de liberación nacional y emerge como líder de los movimientos revolucionarios.

Por su parte, Jorge Luis Aneiros Alonso -presidente de la Unión de Historiadores de Cuba(UNHIC)- expuso los acontecimientos relacionados con la Revolución en el poder, en la cual se alza el Comandante en Jefe como aunador y fortalecedor de la unidad, en un momento de ruptura con el pensamiento capitalista e imperialista norteamericano.

La figura del emblemático barbudo se aquilató por su autoridad política y moral, por cumplir lo prometido en el programa del Moncada y por su fidelidad al pueblo, al cual anunció oportunamente que la revolución iniciada en el 1959 tenía un carácter socialista.

Asimismo, se reconoció al concepto de Revolución como una obra  teórica y política de incalculable valor.

Posteriormente, continuó un panel sobre las raíces y esencias de las gestas independentistas en Cuba y sus fundadores, en el que participaron los máster Ludín Bernardo Fonseca García, Elda Cento Gómez y el investigador Aldo Daniel Naranjo Tamayo, presidente de la UNHIC en Granma.

La ocasión fue aprovechada para presentar la edición número 1 de 2018 de la revista de la Biblioteca Nacional, la cual reúne trabajos e investigaciones sobre el período de la intervención norteamericana en Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *