Rebeldes siempre

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 14 mayo, 2021 |
0
De izquierda a derecha Alejandro Medina Muñoz, Ángel Alcides La O, Rubén La O Zamora, Eugenio Medina Muñoz, Alcibíades Medina Muñoz y Damián Medina Antolín, integrantes de la legendaria agrupación/FOTO Rafael Martínez Arias

Zumban proyectiles y de pronto acordes de guitarra y tres, los compases de instrumentos musicales rústicos irrumpen en medio del combate desigual, solo por la superioridad numérica y en armas del Ejército de Batista frente al valor y convicciones de los guerrilleros.

Resguardadas de la mirada y balas enemiga, por las bocinas se estrena una de las armas más eficaces de la guerra, pero los músicos aún no comprenden la magnitud de su rol en impulsar el ánimo de los guerrilleros y aplastar la moral de los uniformados que en plan suicida suben hasta la Sierra Maestra para combatir al núcleo guerrillero que lidera el Comandante Fidel Castro.
Corre el domingo 14 de mayo de 1958, y los que pueden celebran el Día de las Madres en la isla caribeña. Por las ondas radiales de la emisora fundada en febrero de ese propio año, se escucha el conjunto campesino que se presenta con el nombre de Quinteto Rebelde, como la emisora radial, como el ejército de libertadores, los que son ramas de un mismo eje ideológico y popular.
El campesino Osvaldo Medina Parra y sus hijos son los protagonistas del suceso cultural en plena guerra, a los que se suman los hermanos Alcides y Rubén La O Zamora, poseedores de timbres potentes y de creatividad para las letras, fruto de sentimientos y parodias a temas populares. Aunque llegan a ser seis, mantienen el nombre de Quinteto.
A 63 años de aquella tarde ya no está Osvaldo Medina el padre fundador ni Alcides La O. Bajo el liderazgo por muchos años del hijo menor: Eugenio Medina Muñoz, permanecen sus hermanos Alejandro y Alcibíades, junto con Damián Medina Antolín y Rubén La O Zamora, preservando la historia y el quehacer del legendario Quinteto.
Merecedores de la condición de Institución Patrimonial de la Revolución Cubana; otorgada en 1987 por la Uneac y el Ministerio de Cultura. Tres años más tarde, 15 de marzo de 1990 la Asociación de Músicos de la UNEAC les otorgó un diploma de reconocimiento por sus destacados aportes a la cultura musical patriótica y a la labor revolucionaria desplegada desde la cultura.
Los temas son tarareados aún en galas patrióticas y guateques: Eso que tiene Fidel, Cuando llegue la ofensiva, Respeto a Che Guevara, Cuando la Revolución de julio y Sueño rebelde, quedaron inmortalizados en 1999 en un disco compacto que se grabó en Madrid, España,titulado: “1959 – 1990, 40 Años de la Revolución”. Por primera vez se grababa fuera de Cuba nuestra música guerrillera, suceso del que se hizo eco la prensa ibérica y como gesto de solidaridad y cooperación entre los pueblos cubanos y español.
El Quinteto Rebelde volvió a repetir la experiencia discográfica en 2001, esta
vez con el disco compacto grabado en los estudios Eusebio Delfín de la ciudad de Cienfuegos, con el sello Bis Music. La placa incluyó 10 piezas entre las más populares: Respeto a Che Guevara; Hay que cuidar a Fidel, La Lupe; muchas estrenadas en plena Sierra Maestra durante batallas.
Han pasado más de seis décadas y la música de aquellos valerosos campesinos, analfabetos en el debut musical, constituye una página gloriosa de la Cultura, a preservar como Patrimonio Inmaterial de la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *