Reconocen el quehacer de Tecnoazúcar

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 31 agosto, 2017 |
7

Propios y ajenos reconocen  la   importancia que reviste el quehacer de los obreros y expertos de Tecnoazúcar, después de 35 años de esforzado trabajo, vinculado a la industria azucarera cubana.

Con todo derecho,  los empleados de Tecnoazúcar se consideran agroazucareros, salvo que su zafra no tiene vacaciones pues, durante 12 meses,  se afanan por ponerle el plato fuerte, las conservas y los postres a quienes derraman el sudor  junto al surco o las máquinas de un central.

Florencio Figueredo Vázquez, director del grupo técnico de Jucaibama, donde está el mayor centro de elaboración de la entidad, Juan José Montes de Oca, especialista en control sanitario, Neuris Rodríguez, jefe de brigada  y Leonardo Cintra Bludín,  director comercial de ese multifacético grupo, entre muchos obreros y técnicos de Tecnoazúcar, reconocen que su aporte personal y colectivo está en lo que ponen en la mesa del trabajador y el mejor pago es la satisfacción de este por la calidad que les brindan.

Las personas que integran  Tecnoazúcar conforman uno de los eslabones más importantes en la larga cadena para que el oro verde de la caña se convierta en dorados granos de azúcar, contribuyen en grande a que el dulce cristalice en los tachos.

La gama de más de 120 productos que produce el  grupo técnico de Jucaibama  abarca mortadellas, jamonadas cocidas, ahumados y picadillos, siropes saborizados y entregan cerdos a la Empresa Cárnica provincial.

También elaboran  encurtidos de vegetales, dulces y mermeladas; esos alimentos  engrosan un buen almuerzo o una merienda en unidades productoras de caña, ya sean estatales o cooperativas campesinas, nada puede ser más ilustrativo que lo manifestado  por Cintra Bludín cuando expresa que para su colectivo no hay satisfacción mayor  que cuando los productores ponen en sus menús y comedores los que ellos aportan al bien común.

Todos coinciden en que el mejor regalo  que pueden  hacer a sus camaradas en este aniversario 35 de la creación de Tecnoazúcar, celebrado el domingo último,  es seguir fabricando comida para ellos.

Constituyen  un pequeño colectivo que trabaja  en muchos casos (como en la miniindustria) de forma artesanal muy esforzadamente, pero con  esa propia modestia en largas jornadas aportan alimentos de calidad a la gente del azúcar.

Desde hace 35 años la escena se repite, en una unidad cañera  o en la industria: al degustar un asado o embutido  o dar conclusión al postre mujeres  y hombres de zafra, saben que sus hermanos de Tecnoazúcar los tuvieron presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. FELICIDADES al colectivo de TECNOAZUCAR en Granma, especialmente a los trabajadores de Jucaibama que con la cantidad y calidad de sus producciones contribuyen día a día con la alimentación a los colectivos de trabajadores del azúcar en la provincia y un poquito más allá.

  2. Seguiremos así, cada día nos esforzaremos más para mantener el nombre de nuestra empresa TECNOAZUCAR siempre en alto siempre SOMOS UNA FAMILIA