Récord que impone mayores compromisos

Share Button
Por Leslie Anlly Estrada Guilarte | 14 diciembre, 2017 |
0
Foto/ Rafael Martínez Arias

Cuando cierre el año 2017, los trabajadores de la Empresa Cárnica de Granma habrán impuesto un nuevo récord productivo, a pesar del déficit en algunos aseguramientos.

Pero, los obstáculos no los han detenido, sino, impulsado a buscar variantes para producir, por primera vez, siete mil toneladas de carne en conserva, entre los que se incluyen más de 700 toneladas de embutidos de sangre y 350 de productos elaborados con tripa natural de la res o el cerdo.

Según Roger Diego Fernández Bodaño, director de la Empresa, la industrialización de la sangre de la res y el cerdo, y la utilización de las tripas naturales permiten ahorros significativos y reducen los costos de producción.

“Aseguramos el salario de los trabajadores de una manera eficiente, la producción de los embutidos de sangre nos permite ahorrar unas 35 toneladas de masa deshuesada mecanizada.

Igualmente, con el empleo de la tripa natural dejamos de utilizar 50 kilómetros de tripas Calibre 120, muy cara en el mercado internacional; así importamos menos y abaratamos los costos”, apuntó Fernández Bodaño.

“Aun cuando en otras provincias se plantea que no existe el mercado para la venta de las producciones derivadas de estas materias primas, nosotros tenemos el destino y se  expende todo.

“El perro caliente, chorizo y la morzilla se hacen en la tripa natural, como tradición; con la sangre, mortadela roja y morzilla, por motivos microbiológicos la sangre no debe guardarse, y hay que industrializarla todos los días”, afirmó.

A pesar de los esfuerzos adicionales para estas producciones, asegura el directivo, el ahorro económico es importante y forma parte de las fortalezas.

“Aquí existe convencimiento, desde hace años,  de que no se puede renunciar a los alimentos conformados”, añadió.

Con aproximadamente 840 pesos de salario medio aspiran a cerrar el año en esa empresa, donde está certificada la contabilidad, cumplirán con su encargo estatal, y sus indicadores físicos y económicos.

Esta entidad es la segunda del país que más masa de croqueta elabora, de estas más de 80 toneladas las destinan al sistema de Comercio para la merienda escolar, elaboración en unidades, venta en ferias, mercados y otros.

“Pensamos cumplir con los surtidos, como la carne de cerdo, res, vísceras, carne en conserva y masa para croqueta, con los indicadores económicos, y obtener unas 20 mil toneladas de producciones físicas con la suma de todos los surtidos, también, aumentar el rendimiento en la carne de res y de cerdo.

“Superaremos los tres millones 200 mil pesos en venta en divisa, nunca antes alcanzado”, apuntó Fernández Bodaño.

El Cárnico durante este período efectuó un extenso programa inversionista, con más de 700 mil pesos, sobre todo, en actividades constructivas.

“Montamos una caldera de vapor en la Unidad Empresarial de Base de Manzanillo, que nos permitirá establecer ciclos de mantenimiento; debemos recibir una fábrica de hielo para Bayamo,  y transformamos los salones de proceso de Bayamo y de Manzanillo”, expresó Roger Diego.

Más de 700 trabajadores de esa entidad en Granma saben que el aprovechamiento máximo de las materias primas se convierte en beneficio monetario y alimentos de calidad para la población; por ello, cada récord representa más compromiso y responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *