Recordación y respeto

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 29 noviembre, 2016 |
0
Foto: Rafael Martínez Arias.
FOTO/ Rafael Martínez Arias.

El compromiso de continuar laborando para ser cada día mejores seres humanos y mejores médicos, cumpliendo cotidianamente el concepto de Revolución, fue ratificado al mediodía de este martes 29 de noviembre por los afiliados al Sindicato de la Salud en la suroriental provincia cubana de Granma, en la segunda jornada de homenaje póstumo al Comandante en Jefe Fidel Castro.

La histórica Plaza de la Patria de Bayamo sirvió de escenario a conmovedoras escenas de respeto, dolor y adeudo escenificadas por hombres y mujeres que llevan adelante un difícil empeño en pos de la salud del pueblo.

Flores, banderas, fotos del Líder Histórico de la Revolución y otras iniciativas por parte de algunos trabajadores del sector, sirvieron para ofrecer mayor solemnidad a un momento que pasará a la historia patria como uno de los más difíciles de los cubanos.

Disciplina y silencio caracterizaron a una apretada fila que pasó por la Plaza durante unas tres horas, para rendir  tributo de recordación al Gran Hombre que hizo posible toda esta gigantesca obra de la salud y creó el ejército de batas blancas que hoy no solo cuida de la salud de los cubanos, sino en número de cinco mil 94 colaboradores, presta servicios en 48 países del mundo.

“Hoy,  en medio de nuestro dolor por la desaparición del Comandante tenemos también esa fortaleza que él nos ha dado y que está en todos nuestros compañeros, de trabajar, ayudar, y hacer  todo cuanto  haga falta, con el compromiso eterno de ser cada día mejores seres humanos y mejores médicos. Nosotros estamos en el mundo entero, salvando las cosas más nobles de la humanidad, mientras el imperialismo se dedica a hacer guerra, nosotros nos dedicamos a llevar la luz de la salud a todos los rincones del mundo y ese fue su ejemplo”, aseguró el Doctor Omar Chávez, director del hospital Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

Para el Doctor Heriberto Peña Sánchez, vicedirector provincial de Salud, Fidel es  el Padre de todos los cubanos.”Llevaba años preparando a su pueblo para este día, pero la noticia fue muy impactante, independientemente de su legado, de que vive en el corazón de cada cubano, su figura física, su capacidad de orientarnos y de dirigirnos en los momentos más difíciles era decisiva.

“Siempre con su ejemplo –acotó- trataremos de ser como él quiso, llevar a punta de lápiz el concepto de Revolución, que prácticamente nos guía, nos enrumba por el camino de ser hombres dignos y revolucionarios”.

Los afiliados al Sindicato de la Salud engrosaron la cifra de firmas del Libro de Condolencias, que ya contaba con más de 455 mil rúbricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *