Recuerdan a Ñico López en aniversario de su muerte

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 9 diciembre, 2015 |
0
Foto Tomada de Internet
Foto Tomada de Internet

El accionar y la vida del revolucionario Ñico López fue rememorada la noche de este martes en la velada político-cultural “Por un ideal”, realizada en el parque museo que lleva su nombre, en Bayamo, al conmemorarse el aniversario 59 del asesinato del destacado luchador.

Una semblanza histórica con imágenes del patriota cedió paso a la presentación del Coro Profesional de Bayamo con la Marcha del 26 de julio. Luego salieron a escena integrantes de la brigada Cirio Mela y pequeños vestidos de verde olivo danzaban en honor al ilustre combatiente.

El poeta Abel Guerrero Castro interpretó el poema Se iluminó la madrugada y Yoruba Man dedicó un toque de tambor a la memoria de Ñico López, uno de los máximos responsables del ataque al cuartel Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo.

La actividad estuvo presidida por Wilver Jeréz Milanés, miembro del Buró provincial del Partido Comunista de Cuba en Granma.

Antonio (Ñico) López Fernández nació el 2 de octubre de 1932 en el barrio de La Lisa, Marianao, en La Habana. Solo cursó hasta el tercer grado porque tuvo que colaborar con el sostenimiento del hogar. Realizó múltiples trabajos y con apenas 15 años se incorporó a la juventud ortodoxa. Después del funesto golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 se opuso al dictador Fulgencio Batista y en la lucha antibatistiana conoció a Fidel Castro.

Ñico López fue jefe de célula y participó en la constitución de las de Artemisa y Consolación del Sur. El 27 de enero de 1953 tomó parte en el Desfile de Las Antorchas donde intervinieron los jóvenes de la generación del centenario.

Durante los preparativos del ataque a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, Fidel decidió que Ñico fuera uno de los máximos responsables en la toma del fortín bayamés. Al fallar la operación Ñico logra escapar de la persecución y tiene que asilarse en la embajada de Guatemala. Parte para ese país, en el que permanece un año antes de viajar a México.

Al dictarse la amnistía política en marzo de 1955 regresó a Cuba. Después emprende la tarea de trabajar en la organización del movimiento 26 de julio, contribuyendo a conformarlo en la zona oriental. De su labor y actitud en aquellos años, expresó su amigo y compañero de lucha Raúl Castro: “(…) basta recordar cómo lo vimos en una oportunidad con doscientos pesos del Movimiento incipiente en los bolsillos y verlo caminar cuadras y cuadras, por ahorrarle los seis centavos del pasaje al Movimiento; basta recordarlo haciendo esos recorridos con sendos agujeros en sus gastados zapatos cubiertos con un cartón, cosas que sabemos por convivir con él no porque las pregonase; basta recordarlo tomándose un café con leche, como único alimento, en cualquier cafetín habanero, al final de cada jornada, a altas horas de la noche, y teniendo en el bolsillo dinero del Movimiento; basta recordarlo emprendiendo dentro de cualquier reunión una crítica firme y fraterna contra todos los errores y debilidades que los demás pudiésemos cometer; y basta recordarlo irreductible, incorruptible, en la postura que mantuvo hasta el día de su muerte (…)”

Más tarde partió hacia México para dedicarse a los preparativos de la expedición del yate Granma. Gracias a su gestión se produce el encuentro entre Fidel Castro y Ernesto Guevara de la Serna.

Conformó la expedición del yate Granma que desembarcó el 2 de diciembre de 1956 cerca de Las Coloradas. La dispersión sufrida por los expedicionarios lo llevó hasta Boca del Toro, en el actual municipio de Pilón, donde fue apresado el 8 de diciembre de 1956 y más tarde asesinado junto a sus compañeros de grupo. Con la consumación del abominable crimen su nombre se incorporó a la larga lista de mártires que ofrendaron su vida por una Cuba mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .