Regocijo en calle República

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 12 abril, 2018 |
1
El pequeño Abraham Alí Martínez Matos, con sus primeros pasos, llena de regocijo a la familia y sus vecinos de la calle República, en Campechuela. FOTOS/ Cortesía de la familia.

Manzanillo.- Hace poco más de un año la historia de Abraham Alí Martínez Matos conmovió a nuestros lectores, pues este pequeño campechuelense que hoy tiene cinco años fue el protagonista de un suceso histórico para las ciencias médicas en Cuba.

En 2017 un equipo de ortopedistas pediatras del hospital infantil Hermanos Cordové, de la ciudad del Golfo de Guacanayabo sometió a Abraham a una compleja cirugía para corregir una luxación congénita de rótula bilateral, nunca antes asumida en la Mayor de las Antillas.

El equipo de especialistas practicó  la técnica que se conoce con el nombre de Stanisavljevic, que conjuga tres procederes: liberación del vasto externo, realineación del aparato extensor de las rodillas y la emitransferencia del tendón rotuliano. El acto se extendió por más de dos horas.

A más de un año de la histórica intervención quirúrgica, Abraham asombra a la familia, vecinos y amiguitos de la calle República entre Cuba y  Coronel Gasso.

“Todos estamos muy felices por la recuperación de mí pequeño, por su fuerza y resistencia, y esos deseos de imponerse a las dificultades”, nos comenta emocionado Aliet Martínez Matos, la progenitora.

“Él es un infante muy intranquilo por su propia patología de base y además porque comienza a descubrir los caminos de la vida por sus propios pies.

“Hace unos días se me “escapó” de la vivienda y descendió los 16 escalones de la vivienda aquello fue un tremendo revuelo, los vecinos del barrio enseguida lo rodearon y comenzaron a elogiarlo.

¿En qué momento está la rehabilitación del niño?

“El caso de mi bebé se ha convertido en el centro de atención de muchas personas, lo que agradecemos de corazón. La rehabilitación la hacemos en una sala aquí en Campechuela.

“Los doctores y especialistas tienen mucho optimismo: le dan corriente farádica, y además ejercicios de estiramiento de piernas y en la pelota.”

Si alguien disfruta muy de cerca la satisfactoria evolución de Abraham, aunque físicamente los compromisos profesionales lo mantengan en de misión en la República Árabe Sarahui Democrática, es el doctor Jerry Coello Consuegra, ortopedista pediatra y jefe del equipo médico que hizo la operación.

“Abraham es un niño singular y su caso único y difícil de que vuelva a repetirse. Nos motivó bastante y devino compromiso con uno mismo como profesional y con los familiares del niño, quienes depositaron toda su confianza en nosotros.

“La defino como un gran reto, materializado con el concurso de un amplio equipo de especialistas, en especial del doctor Eric Hadap Capote, quien fue el primero en atender en consulta a Abraham. Desde Manzanillo pusimos en alto la profesionalidad y el nivel científico de los médicos cubanos.”

Abraham le sonríe a su mamá, le lanza un beso y sale “dando” pasitos, los que llenan de regocijo a los residentes en la calle República, del municipio de Campechuela.

En la imagen, de izquierda a derecha: doctor Jerry Coello Consuegra; Aliet, la joevn madre de Abraham junto al abuelo y al también médico Santiago Fuentes Milán, durante unas de las consultas posoperatorias./FOTO: Roberto Mesa Matos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Que hermosura siempre estuve al tanto del pequeño cuando salio la noticia de su operación, rezando para que todo saliera bien, y creanme se me han salido las lagrimas al leer el avance que ha obtenido, que bonito bendiciones para el, su familia y ese equipo de médicos cubanos , Granmenses.
    Saludos