Rememoran pinos nuevos Bautismo de fuego en Alegría de Pío

Share Button
Por Yudelkis de la Hera Jeréz. | 5 diciembre, 2019 |
0
FOTO/ Yudelkis De La Hera

Niquero – Alegría de Pío es una comunidad rural granmense marcada de manera significativa por los acontecimientos de diciembre de 1956.

Ocurrido el desembarco de los expedicionarios del Granma trás varios días de caminata por parajes desconocidos de esta costera localidad, llegan los rebeldes a este sitio.

Al conmemorarse este 5 de diciembre el aniversario 63 del Bautismo de Fuego los pinos nuevos recordaron este importante suceso de la historia Patria.

Como cada año pioneros y maestros de la Escuela Primaria Eugenio Pérez llegaron hasta el Monunento Nacional Los Muertos, conjunto escultórico nacido del intelecto de Rafael Consuegra Ferrer, para rendir homenaje a los Mártires del Granma.

La promotora cultural de la comunidad Cruz María Pérez Pérez, a quien llaman cariñosamente La negra, organizó el acto político cultural en el que los pioneros a través de las diferentes manifestaciones del arte expresaron su amor al suelo patrio y la admiración que sienten por los héroes y mártires del Altar de la Patria.

Visitamos con frecuencia el sitio histórico- explica Cruz María Pérez Pérez – Hemos conformado un círculo de interés de Historia local con el que realizamos en coordinación con las Salas de televisión de Alegría de Pío y Las Palmonas varias actividades. Visitamos frecuentemente el sitio.

Trabajamos también con la preservación de las tradiciones y los valores patrimoniales del municipio. La técnica de la Oficina Municipal de Estadística Aleyanis Romero Fonseca nos cuenta que la comunidad cuenta con un consultorio médico, una bodega, un círculo social, una Escuela Primaria y una Sala de televisión. Existen 42 viviendas electrificadas al 100%. La población la conforman 146 personas, de los cuales 74 son hombres y 72 mujeres.

Para la tropa expedicionaria Alegría de Pío no era el lugar más idóneo para acampar, sin embargo, el agotamiento general de los hombres obliga a hacer un alto. Serían las 4 y 30 de la tarde cuando una lluvia de disparos puso fin al descanso.

En este emblemático sitio de la geografía granmense derramó Che por vez primera su sangre por la Libertad de Cuba cuando fue herido a sedal en el cuello, fue allí donde tomó la decisión de ser guerrillero al cambiar su mochila de medicinas por una caeja de balas.

Alegría tembló ante esa frase que hoy es espada ante las patrañas del imperio Aquí no se rinde nadie. Nacía el Ejército Rebelde y se puso de manifiesto el valor y la perseverancia de un puñado de hombres al que no vencióvencióni ni el hambre ni el cansancio.

Tras la sorpresa vino la dispersión, el contingente quedó divido en 28 grupos, 13 hombres quedaron solos entre ellos Juan Manuel Márquez. Atrás quedaron Humberto Lamothe, Oscar Rodríguez e Irael Cabrera, los tres primeros mártires del Granma. 79 combatientes abandonan el campo de batalla. Ha sido un serio revés. Comienza la Odisea de marchar Rumbo a la salida del sol para alcanzar la Sierra Maestra.

A 63 años del hecho histórico ofrendas florales adornan este 5 de diciembre el Monumento Nacional Alegría de Pío como reflejo de la continuidad histórica de la Revolución cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *