Remodelan el Parque Nacional La Demajagua

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 7 febrero, 2018 |
0
La Demajagua, sitio donde iniciaran las luchas cubanas por la independencia/ FOTO Rafael Martínez AriasParque Nacional

La Habana, – El Parque Nacional La Demajagua, situado en la provincia de Granma y donde se iniciaron las guerras cubanas por la independencia el 10 de octubre de 1868, es sometido a una remodelación integral.
De acuerdo con la información publicada hoy en el periódico Granma, se incorporarán nuevos elementos arquitectónicos y simbólicos, en ocasión de cumplirse este año al aniversario 150 del estallido de las gestas libertarias.

Ubicado a unos 13 kilómetros al suroeste de la ciudad costera de Manzanillo, el complejo, declarado Monumento Nacional en 1978, contará con al menos tres recintos más que ofrecerán opciones al visitante.

Está previsto reconstruir los tres kilómetros del vial de acceso y será exaltado con otros componentes alegóricos el famoso conjunto patrimonial que integran las ruinas de la fábrica de azúcar, atrapadas por un jagüey, y el muro curvo de piedras con la campana original del ingenio Demajagua.

Carlos Céspedes Leyva, director en funciones de la institución, detalló que al fondo del entramado monumentario serán plantadas diez esbeltas palmas reales, representativas del día exacto de octubre en que se produjo el alzamiento.

En el frente se situarán 12 astas que formarán un monte de banderas y simbolizarán el número de hombres que quedaron al lado de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, al dispersarse la tropa inexperta, luego del fracaso en la toma del poblado de Yara, primera escaramuza militar.

Las piezas principales del monumento serán iluminadas desde el suelo con modernas luces (spotlights) en los tres colores de la bandera cubana, y será restaurada la hermosa jardinería que distingue la extensión total del parque.

Céspedes Leyva precisó que ya se labora en el movimiento de tierra de las parcelas sobre las cuales se construirá, a la entrada del sitio, un edificio con oficinas, almacén de objetos museables, local de conservación y sala de navegación, así como una cafetería y tienda de bienes culturales.

Ambas estructuras, concebidas para paredes de hormigón y cubiertas de tejas criollas, respetarán el diseño patrimonial que dicta el museo ya existente; una pauta que también seguirá, de concretarse, el proyecto de un salón de protocolo.

La reconstrucción del acceso prevé un vial más ancho en sus dos sendas desde la carretera a Manzanillo hasta la comunidad La Demajagua, que se ampliará en el último tramo del asentamiento al parque, en una doble vía con separador, jardineras y luminarias LED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *