Renace el softbol para trabajadores

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 16 mayo, 2019 |
0
Primero de izquierda a derecha, de pie, Roder junto a su equipo de Educación, titular de la primera copa Juan Ramírez Loaces/FOTO Cortesía del entrevistado.

Manzanillo. – “No hay sábado sin sol, ni domingo sin softbol”, reza un viejo adagio entre los lugareños de esta costera localidad de Granma, en alusión a que esta urbe está considerada entre las mecas de esa disciplina en Cuba.

Aquí se recuerdan mucho las hazañas de las muchachas de la primera categoría, que más de una decena de veces subieron a lo más alto del podio en la Isla y representaron a la Mayor de las Antillas en eventos internacionales de la mano y el talento del técnico Indalecio Alejándrez Mesa, ex deportista y miembro del Salón de la Fama del Softbol.

La historia del deporte conocido como el de la “bola blanda” tiene muchísimos protagonistas, y ahora vuelven a ser los trabajadores manzanilleros los que apuestan por el renacer de las copas entre los obreros de varios sectores de la sociedad.

El estímulo es fruto del ímpetu del profesor Roder Mompié López, quien luego de regresar de su misión profesional en la hermana República Bolivariana de Venezuela puso ideas, manos y corazón al rescate de la pasión que significa semejante disciplina en la ciudad del Golfo.

“Nos hemos propuesto volver a abarrotar el graderío del terreno de la escuela de deportes Alfredo Uset Bertot. Implicó el esfuerzo y la dedicación de muchas personas que amamos el softbol”, nos comenta este incansable manzanillero, quien promocionó los primeros resultados de la Copa Juan Ramírez Loaces en una página en la red social Facebook y otra para la Liga Guacanayabo.

“Nos propusimos homenajear a esta gloria del deporte porque fue un pilar del softbol aquí, atleta y técnico con innumerables resultados en todos los niveles. Juan “Marabú” como lo conocían todos cariñosamente, estuviera muy orgulloso de la chispa que queremos prender”.

– ¿Están contentos con el resultado?

– “Satisfechos, sí, estamos muy satisfechos. La primera edición la ganó mi equipo, que representa al sindicato de los trabajadores de la Educación, y le siguieron Los Delfines, una representación de la Iglesia Bautista, Los gatos samaruaís de Salud Pública y la tabla la cerraron los Eléctricos.

“Para próximas versiones esperamos disponer de más apoyo y juntar las manos con otros organismos, instituciones y organizaciones del territorio en pos de fortalecer el desarrollo de este torneo”, concluye el breve diálogo con Mompié, antes de anunciar que las próximas competencias ya las prevén para el 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional, y la etapa de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *