Renacen los cultivos varios en Cauto Cristo

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 22 marzo, 2021 |
0
Campo de tomate en producción FOTO/Luis C. Palacios Leyva

En julio del año anterior, este semanario publicó un reportaje que reseñaba el deterioro de la otrora Empresa de cultivos varios Mártires de Artemisa y el inicio del rescate de sus terrenos, traspasados a la Unidad Empresarial de Base Integral Agropecuaria (Uebia) Cauto, en el municipio homónimo de la provincia de Granma, sudeste de Cuba.

En aquel contenido se expuso que a causa de la inflexión económica sobrevenida en Cuba al derrumbarse el campo socialista en Europa del Este y la desaparecida Unión Soviética, a finales de los años 80  y principios de los 90 del pasado, en 1993 las tierras de la Mártires de Artemisa son distribuidas entre cinco unidades básica de producción cooperativa (UBPC).

El funcionamiento de esas nuevas bases productivas no fue el deseado y de ellas quedaban solo dos en el  2000, las que también se deterioraron, quedándose una con solo siete trabajadores y la otra con 22.

En 2008, más de la mitad de esos terrenos fueron entregados en usufructo para ganadería, más tarde es creada una Unidad Empresarial de Base (UEB) perteneciente al Ejército Juvenil del Trabajo, que luego pasa a la Empresa Integral Agropecuaria Granma, con sede en Bayamo.

El 2 de mayo de 2020, Federico Hernández Hernández, primer secretario del Comité provincial del Partido Comunista de Cuba, en Granma, realizó un recorrido por los campos cautocristenses, invadidos, en algunas partes, por marabú, apreció su enorme potencial productivo y orientó a los directivos locales del Ministerio de la Agricultura hacer lo necesario para ponerlos en producción de cultivos varios.

En menos de lo que canta un gallo, diría un campesino, llegaron potentes buldóceres, grúas y retroexcavadoras que comenzaron a desbrozar los breñales y limpiar canales azolvados. Hasta aquí la cita del reportaje referIdo.

RESURGIR FECUNDO

Al volver, digamos, tras nuestras huellas, transcurridos ocho meses, en terrenos cubiertos años atrás de malezas, se aprecia un notable cambio para bien, protagonizado por campesinos de pura cepa y otros que no lo son, pero se les sumaron, como los mencionados a continuación, a modo de ejemplo de muchos que al igual que ellos sudan la camisa día a día para hacer parir la tierra. .

Aquí y allá se ven platanales en desarrollo, campos de tomates y de ají pimiento, cargados de hermosos frutos maduros, pintones y verdes; plantaciones de fruta bomba, de yuca, calabaza, boniato y otros cultivos.

Para la actual cosecha de tomate, cuyo pico inició el 15 de marzo, la  Uebia “tiene el compromiso de entregar tres mil toneladas de tomate, para la Empresa mixta Tropical Contramaestre, Acopio y otros destinos, y lo debe cumplir sin dificultad”, declara su director, Pablo Sánchez Rodríguez.

El patrimonio de la entidad, precisa, es de tres mil 700 hectáreas (ha), distribuidas en dos unidades básicas de producción cooperativa, tres cooperativas de producción agropecuaria y seis cooperativas de créditos y servicios, que en conjunto tienen unos mil 700 trabajadores.

Del área total indicada, en la actualidad hay sembradas de plátano 650 ha, 175 de yuca, 340 de tomate, 120 de ají pimiento y 45 de boniato, más otras porciones en las que es cultivada fruta bomba.

Sánchez Rodríguez destaca que en la medida que crece el área en explotación, aumenta la producción de viandas, hortalizas y frutas, así, en las feraces tierras cautocristenses renacen, como ave fénix, tradicionales cultivos varios, abonados con el sudor de sus productores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *