Renacer de las artes plásticas

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 26 marzo, 2016 |
0

MANZANILLO.- El 28 de marzo de 2002 durante su visita a la provincia de Granma, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz inauguró el programa de Academias de Artes Plásticas con la apertura en esta ciudad de la institución que llevaría el nombre de uno de los grandes de esa manifestación en el país: Carlos Enríquez.

Julio Oduardo Castañeda, creador de reconocido prestigio en la Ciudad del Golfo fue uno de los líderes del proyecto, junto a otros como Ramón Cisneros Tamayo,  Manuel Olivera Álvarez, Wilfredo Milanés Santiesteban y Avelino García Pérez.

“Nos dimos  la tarea de organizar el proyecto y asumimos la captación de los estudiantes que integrarían el primer curso escolar y se pone en marcha la escuela con el apoyo de los artistas y las distintas instituciones del territorio”, rememora Oduardo Castañeda.

“Aquel día fue muy conmovedor. Tener cerca al Comandante en Jefe, poder escuchar sus reflexiones del ámbito artístico y las ideas de este proyecto que consolidó el panorama plástico no solo en esta zona, sino en toda la Isla resultó un privilegio. Además compartimos con relevantes figuras muchas de las cuales son Premios Nacionales de las Artes Plásticas y otros destacados colegas de Santiago de Cuba, Holguín y La Habana”.

Mi entrevistado asumió la subdirección de Artes Plásticas: “iniciamos con pocos estudiantes, alrededor de 20: diez de Manzanillo e igual cantidad de Bayamo. Trabajamos pintura, taller tridimensional y grabado. Las especialidades fueron Pintura, Escultura, Grabado y algunos talleres opciones donde los educandos creaban y consolidan los conocimientos. Recibimos la colaboración de María Piquera.

“Las clases de las asignaturas generales correspondían a las horas de la mañana; en la tarde las de las especialidades y luego se dejaba espacio a la creación, y en las noches estudio independiente y televisión”.

¿Cuánto contribuyó la Academia a la consolidación del movimiento juvenil artístico de Granma?

“Renacieron las Artes Plásticas en la provincia y particularmente en Manzanillo. Varios de nuestros egresados continuaron la formación en el Instituto Superior de Arte y en este sentido fuimos una de las academias del país con mayores ingresos por años en esa Casa de altos estudios, lo que dice de la calidad de estos jóvenes. Hoy muchos de ellos colaboran en otros países.

“Para mí fue una gran experiencia. Ese período lo guardo como uno de los momentos más gratos en mi carrera artística de más de 30 años”.

POSIBILIDAD DE CRECER COMO ARTISTA Y PERSONA

Para Yosvani Echavarría Tamayo estudiar en la Academia de Artes Plásticas Carlos Enríquez, más que cumplir su sueño, se convirtió en la posibilidad de crecer como artista y persona, cualidades que hoy comparte con sus alumnos como instructor y jefe de manifestación en la Casa de Cultura de la Ciudad del Golfo.

Egresado en el 2009, este joven manzanillero valora que la profesionalidad de quienes asumieron su formación contribuyó a abrirle el diapasón de conocimientos: “estudié grabado, cerámica y escultura. Disfrutaba mucho los talleres porque en ellos nos permitían crear, daban riendas sueltas a nuestra imaginación y era lo que más me ocupaba y me regocijó de mi paso por la academia.

“Soy graduado de Escultura y allí trabajábamos el modelado en barro, la talla en madera, soldadura con diferentes materiales. Agradezco inmensamente la enseñanza de profesores como Ramón Cisneros, pero por encima de todo la posibilidad que el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz nos abrió a jóvenes que como yo siempre soñamos con ser artistas de la plástica, una carrera imposible de ejercer para familias modestas en cualquier lugar del mundo. Esto es un gran privilegio de nuestro país¨.

El Líder de la Revolución aseveró en aquella histórica jornada que “la cultura nacional marcha por buen camino”, y reiteró su seguridad en las posibilidades del pueblo para alcanzar un lugar cimero en el dominio integral de los conocimientos.

En esa meta, los más de 60 graduados de la otrora Academia de Artes Plásticas Carlos Enríquez, de Manzanillo desempeñan cada día un papel determinante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *