Rendición de cuenta: Reafirmada como espacio para el debate

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 27 diciembre, 2018 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

El recién concluido primer proceso de reuniones de Rendición de cuenta del delegado ante sus electores, correspondiente al XVII período de mandato de las asambleas municipales, se reafirmó, tal era el propósito, como espacio para el debate popular.

Desarrollado en Granma, como en el resto del país, del 16 de noviembre al 24 del mes aún en curso, los intercambios se caracterizaron por una participación activa de los electores en el intercambio con sus delegados sobre temas diversos, y sobre todo en torno a cómo influir desde cada lugar al mejoramiento social y económico del territorio.

Un elemento a destacar, y en ese sentido se trabajó previamente, fue el fortalecimiento de la preparación de los representantes del Gobierno a esa instancia, para asegurar un encuentro productivo cuya esencia era trasladar a la población la información respecto a lo que acontece en todos los órdenes, además, del resultado de la gestión del delegado en la canalización de las inquietudes de los electores y en representación de sus derechos.

Aunque aún se procesan los datos de cierre, este grupo de reuniones (cuatro mil 236) contó con alrededor del 80 por ciento de asistencia de los electores, quienes hicieron cerca de 16 mil planteamientos, a razón de cuatro como promedio por encuentro.

Más de cinco mil formulaciones fueron encargadas a las entidades administrativas, sobre todo a aquellas involucradas con servicios básicos de agua, electricidad, recogida de desechos sólidos, viales y alcantarillado.

Cómo ayudar desde la comunidad a las inversiones que puedan realizarse para solucionar esos problemas, y también, a otras labores y objetivos como la higiene, el embellecimiento y la disciplina, animó como principio a los participantes en cada asamblea.

En la calidad de estos debates, en nuestra opinión, mucho influyó el proceso anterior de discusión del anteproyecto de Constitución de la República de Cuba, el cual fomentó una cultura del debate profundo, aportador.

Con ese influjo los electores aprovecharon más este espacio de rendición de cuentas de los delegados, a sabiendas que su participación es básica para emprender cualquier propósito, y ascender cada día un poco más en el mejoramiento de su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *