Responsables del orden y la tranquilidad

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 9 enero, 2016 |
0
Foto cortesía Minint
FFOTO /  cortesía Minint

Sus jóvenes rostros pueden hacer pensar que carecen de experiencia, pero cuando sabemos que a pesar de estar en plena juventud llevan 11 años consagrados a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), nos convencemos de que no es poco el tiempo transcurrido y la maestría derivada del trabajo diario en la Estación de Policía Bayamo.

Ambos comenzaron su relación con ese órgano del Ministerio del Interior (Minint) a los 18 años. En el caso de la subteniente Saily Alba Álvarez, investigadora judicial, su incorporación estuvo inspirada por su padre y tíos, quienes laboran en el Minint.

El ingreso del teniente Alexi Miguel González Guerra, primer oficial de investigaciones criminalísticas, fue motivado-desde pequeño- por las carreras militares.

Los dos iniciaron como agentes del Orden Público, pero gracias al esfuerzo y la superación lograron ascender a los puestos en los que hoy se desempeñan.

Para Alba Álvarez la labor en la PNR le ha aportado conocimiento en el trabajo y en el trato con las personas. Mientras González Guerra refiere haber aprendido a ser más profesional porque su labor demanda preparación, pues ello le permite orientar mejor a cualquier ciudadano y cumplir con su función.

“Aquí, asegura González Guerra, conocemos cómo actuar ante un robo con fuerza o violencia, y cómo preservar el lugar del hecho. A veces quisiéramos más ayuda a la hora de investigar, pues en ocasiones eliminan evidencias al ordenar el lugar del crimen y es importante dejarlo como estaba al ser descubierto el robo. Trabajamos con las evidencias y si la víctima alteró el lugar al limpiar, ya perdimos un grupo importante de indicios”.

El trabajo en la policía para Saily Alba Álvarez es esencial, porque contribuye a combatir las ilegalidades, indisciplinas sociales y a que las personas sean cada día mejores: “Sabemos que hay quienes no cooperan con el orden ni están con nuestro proceso revolucionario, pero nuestra labor es motivar al cambio”.

Con respecto a la responsabilidad social ambos concuerdan con la relevancia de ser ejemplo, pues su encargo estatal amerita un comportamiento intachable en la sociedad, de modo que la moral y la autoridad los asistan a la hora de cumplir su deber.

También sienten el compromiso de estar dispuestos a actuar en cualquier momento y situación que se les necesite, porque su quehacer abarca las 24 horas.

En sus 11 años de labor muchas han sido las situaciones vividas, pero siempre existen anécdotas que resaltan cuando se recuerda el tiempo transcurrido.

Saily Alba Álvarez expone aquel inolvidable fin de año de 2012: “En esa ocasión, mi compañero y yo íbamos en un carro patrullero persiguiendo a una persona que había cometido un robo con fuerza en una vivienda, logramos detenerlo en un edificio pero me agredió y salí lesionada. Eso demuestra que la preparación es importante, pues una persona acorralada o perseguida puede atentar contra tu integridad física. Sentí orgullo de haberlo capturado y recibí el agradecimiento de la persona afectada”.

González Guerra tampoco olvida el incidente ocurrido hace alrededor de año y medio cerca del hospital infantil, en el cual le llamaron la atención a un ciudadano que iba en sentido contrario al tránsito: “Ese compañero se expresó incorrectamente ante el regaño y nos agredió con una cadena, pero al final pudimos controlarlo y arrestarlo. Nuestro deber es no maltratar a nadie, sino llevar al convencimiento y establecer el orden”.

Estos noveles comprometidos con la Revolución consideran que los jóvenes de la Policía deben tener una conducta ejemplar y participar activamente en las actividades sociales, para que nadie los vea como enemigos, sino como las personas encargadas de velar por la tranquilidad y el bienestar ciudadano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .