Restaurarán edificios patrimoniales de Manzanillo

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 3 julio, 2017 |
1
El edificio Fernández, de estilo ecléctico,  ubicado en la calle José Martí, esquina a Calixto García. FOTOS/ Roberto Mesa Matos.

Manzanillo.- Brigadas de la Empresa de la Construcción iniciaron, este domingo, con el cercado perimetral  las labores de restauración del edificio Fernández, como parte del programa de reanimación de la arquitectura patrimonial de esta costera localidad de la oriental provincia cubana de Granma.

El inmueble,  que se encuentra  en la calle José Martí, esquina a Calixto García, es el primero de los tres que en la ciudad del Golfo de Guacanayabo a los que se les ejecutará semejante actividad. Los otros son el edificio Muñiz y el palacio de pioneros Una flor para Celia.

El ingeniero Jean Camejo Núñez, vicepresidente del Consejo de la Administración municipal, manifestó que luego evaluarán el estado técnico de la edificación, la cubierta, entrepisos y balcones, para dar paso a las acciones constructivas en los días finales de julio.

Camejo Núñez afirmó que a partir de la contribución de las entidades y organismos locales al presupuesto territorial, conocido en el argot económico, como el uno por ciento, se destinó un millón de pesos en moneda nacional para cubrir las tareas en los distintos objetos de obra.

El funcionario destacó que el monto económico destinado a los trabajos crecerá en la misma medida que aumente el aporte a la cuenta, y que los quehaceres los asumirá una brigada de especialistas en restauración, quienes socializan sus conocimientos y experiencias en la materia con el grupo de constructores manzanilleros.

Las primeras acciones contemplan la evaluación del estado técnico del edificio.

Por el interés de las máximas autoridades políticas y gubernamentales de Granma y de Manzanillo por preservar el patrimonio arquitectónico de la ciudad del Golfo de Guacanayabo, lo previsto en el programa incluye, en cinco años, los inmuebles coloniales asentados en las 11 manzanas que abarca el centro de este territorio oriental, a casi mil kilómetros, al este de La Habana, capital de Cuba.

Vísperas de su cumpleaños 225, el venidero 11 de julio, a la costera urbe se le reconocen como ejemplares arquitectónicos  eclécticos: la  Iglesia Parroquial Purísima Concepción, los Edificios Bori, Mallafré, López, Muñiz, Fernández, la Casa de la Cultura, la Logia Manzanillo, la Glorieta y el Teatro principal.

El edificio Fernández alberga a varias familias, cuyos apartamentos mejorarán, consecuencia de un programa de rehabilitación que por cinco años incluye a otros inmuebles

Otros lenguajes constructivos que se aprecian en la urbe son ejemplares tardíos del código colonial (con el uso de aleros de tornapuntas y tejaroces), del neoclasicismo (Casa de la trova, Plaza de mercado, Palacio de gobierno municipal), del art decó (funeraria, logia La Demajagua), el estilo neocolonial y el protorracionalismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Me gusta ver como mi ciudad se restaura, en ello tengo que estar totamente de acuerdo pero no dejo de expresar mi malestar o inconformidad con el presupuesto escogido. Explico, si el aporte del 1% para el “desarrollo local” lo utilizamos en ejecutar gastos entonces de qué desarrollo local estamos hablando.
    Me hubiése gustado más ejecutarlo en obras que potenciaran el desarrollo de mi municipio y que por consiguiente hicieran aportes a esta misma cuenta. Por qué no dragar para que se pueda utilizar eficientemente el puerto de Manzanillo, porqué no reparar un lugar emblemático como Brisas del Mar, por qué no potenciar la ejecución de un hotel en el área del Castillito en el malecón o algo similar en el área del Litoral, por qué no mejor ejecutar la restauración del Hotel Casa Blanca, por qué no potenciar con ese aporte el desarrollo turístico en mi ciudad. Estas inversiones y otras más que pueden estar sobre el tapete si potenciarían el desarrollo local, pues las que se ejecutarán las veo como meros gastos que se “tragarán” el presupuesto de muchos años y al final no aportan mucho al desarrollo.