Retoques para una histórica dama (+ video)

Acciones de reconstrucción se acometen en la Plaza de la Revolución de Bayamo, sitio con más de 500 años de historia
Share Button
Por Geidis Arias Peña y María Valerino San Pedro | 18 enero, 2017 |
4
Foto Rafael Martínez Arias.
FOTO/ Rafael Martínez Arias.

 

Tal vez algunos perciben su presencia cada día en el mismo lugar y sospechen que está “haciendo tiempo”, sin embargo, Luis Avilés Maceo, como la mayoría de los trabajadores bayameses, tiene “la prisa” de llegar a las 8:00 a.m. al centro laboral, pero no puede evitar –a modo de vicio– pasar unos minutos antes por la Plaza de la Revolución para leer la prensa y dialogar con algún conocido.

Justo ahí, donde su amigo de 67 años Eliberto Tomás Miniet se apodera de una de las cuatro esquinas, vende las rosquitas de maíz y disfruta la contemplación de ese histórico escenario, donde en estos días ruge una sierra aparentemente “furiosa” que pretende no dejarlo envejecer.

TRANSFORMACIONES NECESARIAS

Así define el ingeniero Rafael Gamboa Sanz, director provincial de la Empresa de Servicios Comunales en la suroriental provincia de Granma, el movimiento de equipos que se suma al entorno de la Plaza de la Revolución de Bayamo.

“Estamos trabajando en ese lugar tradicionalmente de un arbolado específico, pero que al haber alcanzado una altura significativa, constituyen un riesgo, no solo con los cables eléctricos, sino cuando hay vientos, pues ya han caído y afectado instituciones aledañas.

“También la acciones integran un proceso de reconstrucción de los parques de la provincia emprendido por nuestra empresa desde 2015 en todos los municipios, para mejorar el confort de estos sitios y que la población pueda tener mayor accesibilidad al servicio wifi prestado por Etecsa.

“Se hizo ya en Niquero y Guisa, no concluidos aún; también en el de Manzanillo y el Parque del Amor, en Bayamo,  y se iniciará este año en Media Luna, Jiguaní y Campechuela.

“Sabemos que la población bayamesa se ha preocupado pensando que su querido sitio de reposo y distracción va a perder los árboles que desde hace tantos años lo adornan, pero no es tan así.

“A la hora de decidir  acometer esta tarea hicimos consultas con las autoridades pertinentes y se autorizó empezar por el cambio de arbolado de este parque, para tratar de ponerlo similar al de Manzanillo.

“No sé si los asiduos visitantes se han dado cuenta que desde hace algún tiempo sembramos unas plantas de fico un poco pequeñas, pero su crecimiento sería a largo plazo. No obstante, tenemos contratados árboles perennifolios, de hojas grandes y gruesas y adecuada altura, que pueden garantizar la sombra”.

EL PROYECTO…

“Debemos talar los árboles, hacer una limpieza total del entorno, porque estos arbustos son caducifolios con una hoja compuesta pétalos chiquitos, que dificulta la limpieza y el buen estado higiénico.

“Además, provocan agrietamiento del parque con sus raíces, lo cual nos ha obligado en determinado momento a picárselas, por eso, al no tener la firmeza o sujeción al suelo, cualquier aire los puede virar.

“Vale aclarar que se hizo una comisión donde intervienen varios organismos, entre ellos la Empresa eléctrica, Etecsa, y el gobierno de Bayamo, quien lidera la actividad, pues nosotros asesoramos técnicamente y somos los ejecutores”.

¿Qué tiempo duraría el trabajo?

-Nos proponemos terminar en el mes de marzo, porque será preciso hacer varios procesos. El nuevo arbolado va a dar sombra, aunque en un principio será necesario esperar, pues deberá adaptarse al suelo y a sus condiciones de nutrientes.

“Este tipo de árboles tiene un crecimiento bastante rápido, una buena recuperación, además, la Plaza de la Revolución cuenta con favorable ventilación y sol. Después, se reconstruirán todas las afectaciones en aceras y pisos.

Parque de Bayamo a inicios del siglo XX. Foto Archivo.
Parque de Bayamo a inicios del siglo XX. Foto Archivo.

ANTES

El espacio que en la actualidad ocupa la Plaza de la Revolución, conocido por los citadinos como Parque Céspedes tiene su origen en el siglo XVI en el proceso fundacional de la villa San Salvador de Bayamo, cuando se hace necesario la construcción de la cárcel, el ayuntamiento y el cabildo, instituciones de interés social y político esenciales de la época.

Para entonces ya las principales familias de Bayamo se habían asentado alrededor de la plaza de la Parroquial Mayor, por lo que se decide edificar la Plaza de Armas, bautizada con varios apelativos, hasta que la ciudad es tomada por los mambises en octubre de 1868 y estos le denominan Plaza de la Revolución, la primera en el país, explica el Máster en Ciencias Ludín Bernardo Fonseca García, historiador de la ciudad de Bayamo.

“La Plaza tenía entonces un estilo arquitectónico neoclásico, con una estructura simétrica, casi cuadrada, delimitado por bancos corridos, adornada en el centro por una fuente y con cuatro jardinerías en su interior, igual número de áreas de acceso  jerarquizados por columnas de más de dos metros de altura y una verja de hierro que cerraban en la noche”, destaca la arquitecta Anabel Rojas Santoya, quien ha ahondado en el tema.

Las llamas del 12 de enero de 1869 sucumbieron la plazoleta en el deterioro al igual que al resto de las áreas de la urbe. En la siguiente centuria el espacio se incluye dentro de la reconstrucción urbanística.

“Se transforma la imagen de la plaza y los edificios colindantes, muy similar en estructura y dimensiones a su diseño actual, logrado específicamente a mediados de la década de los años  70 cuando adquiere una profusa vegetación, piso de granito y bancos con espaldar y brazos de hierro”, apunta Rojas Santoya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Entiendo algunas de las razones. Pero ¿por qué no veo entre los involucrados a la dependencia del Instituto de Investigaciones Agroforestales ubicado en Guisa? Alguien habló con ellos? Mucho cuidado.

  2. Son los arboles el inicio d una plaza y no afectan redes wifi ni mucho menos una eteccsa digitalizada no se transforma la imagen d una plaza q fue cuna d la nacionalidad cubana arboles q forman parte d nuestro entorno y cualquier rama hoja fruto q pueda desprender no es basura sino material biodegradable q alimenta los suelos

  3. CARTA AL INGENIERO RAFAEL GAMBOA SANZ: DIRECTOR PROVINCIAL DE LA EMPRESA DE SERVICIOS COMUNALES.
    POR FAVOR HACER LLEGAR ESTA CARTA AL INGENIERO.
    Estimado Sr. Primeramente un saludo en la distancia, gran alegría me ha causado haber leído sobre los proyectos de reparaciones en los distintos municipios de la provincia y aprovecho la oportunidad para informarle de la perentoria necesidad que tiene el pueblo de Campechuela, cosa que viene exigiendo desde hace mucho tiempo, de que se repare su malecón y se construya su avenida. El malecón como me imagino vd. estará enterado esta parcialmente destruido por la acción devastadora del mar. Yo en lo personal me he dirigido a este periódico solicitando que se realice una investigación debido a que según informaciones en diferentes oportunidades se han aprobado presupuesto para dicha reconstrucción y después de iniciadas han sido paralizadas las obras y al parecer los presupuestos utilizados en otras obras. Podria vd. informar si en los proyectos que vd, menciona ya esta considerada la reconstruccion del malecón, esto seria el mejor regalo que recibiría Campechuela en este 2017. Con ansias espero su respuesta.
    Saludos
    Cesar Hernandez.