Para revolucionar la agroindustria

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 3 octubre, 2020 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios

Los productores agropecuarios granmenses reciben los primeros positivos impactos con el cierre del ciclo en la cosecha y procesamiento industrial de maíz en la provincia.

Así se fortalece el encadenamiento productivo, en una de las áreas clave de la Estrategia económico-social que precisa revolucionar las formas de gestión y financiamiento de la agroindustria, además de sustentarla con un mínimo de recursos importados.

Una moderna planta de beneficio y secado de granos, funciona en la zona conocida por El Country, a cinco kilómetros de la ciudad de Bayamo, en la Carreta Central, vía a Santiago de Cuba.

José Hernández González, director de la Unidad empresarial Grano centro, informó que sobrepasaron las dos mil toneladas de maíz procesadas desde la arrancada y destacó la respuesta de los cooperativistas y otras entidades ante el llamado del suministro del producto con sistematicidad.

Explicó que son abastecidos con un promedio de 80 toneladas diariamente, suficientes para mantener un turno de trabajo, de los dos posibles, hasta que llegue en este mes el “pico” de recolección del maíz y otras materias primas como el frijol.

Hernández González subrayó las ventajas que reporta el contar con la unidad al humanizar la actividad que antes se hacía de modo artesanal en plazoletas, carreteras y otros sitios.

Asimismo, ahora garantizan el pago rápido a la base productiva con un estimulante margen comercial si trae el producto con su propio medio de transporte, lo cual representa un mayor incentivo y evita el desbalance financiero.

Ángel Tamayo Yero, al frente de la planta, dijo que la misión del colectivo es entregar a la fábrica de pienso, de la Empresa porcina Granma, un grano de calidad, libre de impurezas y por debajo de un 14 por ciento de humedad.

Tamayo Yero resaltó la dedicación de los trabajadores que aun con algunas dificultades de aseguramiento están dispuestos a enfrentarlas y avanzar conscientes de los problemas provocados por la pandemia de la Covid-19 y del bloqueo del Gobierno estadounidense.

Con una tecnología de procedencia brasileña y costarricense, fue construida a un costo de unos siete millones de pesos en moneda total y tiene capacidad para procesar 60 toneladas de granos.

Magín Chacón Ginarte, técnico de Control de la calidad, abordó el rigor con que laboran en el laboratorio y dijo que no han tenido que hacer rechazo del producto, procedente de las cooperativas, al transcurrir todo muy bien.

“Si el trabajo no se hace de forma correcta, el resto del proceso se afecta, de ahí su importancia, por lo que considero que aquí está el corazón de la planta”.

Chacón Ginarte dijo sentirse feliz al venir a probar suerte,  cuando recibió la propuesta allá en la planta de beneficio de café, en Guisa,  porque  no sabía nada de maíz ni de frijol. Estuve en un seminario en Sancti Spíritus,  me mostraron el proyecto y  me  gustó,  y de aquí no me voy”.

Mientras, desde Media Luna llegó Yunisvel Ortega Contreras, técnico integral de la cooperativa de créditos y servicios Antonio Maceo, quien manifestó el notable impacto que ha tenido entre los socios el funcionamiento de la planta, los que están en disposición de sembrar y producir lo que haga falta.

“Todo fluye bien, se les paga con rapidez, de acuerdo  con la calidad del grano, lo que los motiva, y le puedo asegurar que los campesinos están contentos”.

APORTES DESDE LA INNOVACIÓN

Carlos García Betancourt, jefe de brigada de montaje, de la Empresa de talleres agropecuarios 26 de Julio, señaló que esta es la segunda industria de este tipo puesta en marcha en el país.

“La planta está respondiendo sin problema alguno, se hicieron las pruebas en la línea de frijol con buenos resultados.

“Realizamos algunas modificaciones y ajustes, por ejemplo, en el puente basculante para la recepción de distintos tipos de camiones y carretas, además en la tolva de recibo, la que fue reforzada en su resistencia al paso de vehículo de gran porte”.

García Betancourt añadió que otro detalle para mejorar el proceso es la inclusión de un nuevo dosificador para que tenga dos entradas de biomasa el horno dual, el que puede alimentarse también con diesel, lo cual evidencia la consagración y aporte innovador de los especialistas en la provincia.

Para Lexis Aguilar Garcés, secretaria general de la sección sindical en la UEB Grano centro, la designación de sede del cierre de la jornada nacional, hoy día 3, por el Día del trabajador agropecuario, es un  honor y a la vez, entraña un compromiso para hacer  más eficiente el proceso de beneficio y secado y el cumplimiento de los planes productivos correspondientes a esta etapa.

La también especialista en gestión de los Recursos Humanos indicó que arriban a la fecha con el cobro de la finanza, el aporte por el Día de la Patria y otras tareas vinculadas a las medidas higiénico-sanitarias  orientadas por el Consejo Defensa Provincial.

La inversión rectorada por el Ministerio de la Agricultura ratifica la importancia de priorizar la producción nacional y avanzar en la sustitución efectiva de importaciones, en primera instancia, el incremento de bienes que se importan y cuyo financiamiento, para producirlos en Cuba, está precisamente en eliminarlos de la importación.

UEB ALIMENTO ANIMAL

Encargada de producir el pienso destinado a la masa porcina, la fábrica está enclavada en la capital provincial, donde sus obreros se empeñan en recuperar los atrasos hasta alcanzar las más de 10 mil toneladas en la producción y comercialización del insustituible alimento fijado para el 2020.

Olennis Tamayo Milán, directora de la UEB, ratificó la calidad en el suministro de la materia prima, esencialmente de procedencia nacional, como el maíz con todos los requerimientos, lo que redunda  a favor en la elaboración del alimento animal.

Puntualizó que utilizan la harina de soya, subproductos de trigo y polvo de arroz,  junto a  la entrega en tiro directo desde la planta de beneficio de granos, lo que agiliza el proceso fabril, tanto por la organización  como el control de los insumos.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *