El mismo rey contra un nuevo retador

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque y Osviel Castro Medel | 20 enero, 2018 |
2
FOTO/ Ibrahín Sánchez Carrillo

Después de sortear sus respectivos escollos en la etapa semifinal y con la certeza de que la corona quedará en el oriente, Leñadores y Alazanes inician hoy la última batalla de la 57 Serie nacional de béisbol.

Ambos elencos, junto a sus aficiones, llegan con motivaciones diferentes al cotejo, que definirá un nuevo campeón o dejará inamovible el trono de la pelota cubana.

En Las Tunas, todavía disfrutan la inédita inclusión de su equipo en el podio de nuestros clásicos, aunque no se conforman totalmente; y en Granma, anhelan repetir aquellas jornadas de celebración, cuando hace un año sus jugadores levantaron el trofeo, por primera vez.

ESTELARES SIN MIEDO

Al margen de lo que pase en los próximos siete choques, habrá que quitarse el sombrero ante los peloteros y el cuerpo técnico del equipo de casa. No debemos olvidar que atletas como Roel Santos y Lázaro Blanco se incorporan casi de inmediato a la temporada, después participar en exigentes ligas en Japón y Canadá, respectivamente.

Mientras, Alfredo Despaigne no reparó en su contrato millonario en la Tierra del Sol Naciente y se sumó, como uno más, a la selección de la provincia, donde se hizo un estelar.

Ellos tres comentaron a La Demajagua que ya cumplieron su primer objetivo, el de volver a discutir el trono, pero queda uno mayor, el de retenerlo.

“Sé que mi labor será fundamental en este play off, porque al primer bate corresponde anotar la mayor cantidad de carreras posible, lo hice contra Matanzas y trataré de repetirlo ahora”, refirió Roel, el único que pegó jits en los cinco enfrentamientos con los yumurinos, contra los que promedió 421 al bate.

En esos cotejos, al niquereño se le vio conectar bien para el ala izquierda, pero recalcó que se ha  preparado para batear por el centro o por ambas bandas del terreno, según el pitcheo rival, “y mantendré mi estrategia de robar bases”.

Por su parte, el derecho de Yara reconoció que Granma iniciará este sábado una porfía difícil; sin embargo, está listo para salir airoso. Él sabe que constituye un reto encaramarse en el box luego de tantos días de inactividad -lanzó por última vez el 9 de enero-, por eso ha trabajado duro bajo la égida de los entrenadores Ciro Silvino Licea y Luis Ernesto González. “Siempre me preparo al tope”,  dijo el espigado serpentinero antes de partir hacia Las Tunas.

Otros que están muy motivados son los astros Guillermo Avilés y Carlos Benítez, cuyos promedios respectivos ante los de la Atenas de Cuba ascendieron a 389 y 375. El inicialista fue el más valioso en la pasada postemporada y ya probó su madurez en esta, al ser el único en la hueste de Carlos Martí que pegó dos cuadrangulares versus los Cocodrilos. Por cierto, ambos salieron por la banda izquierda, ahora suma 18 en toda la campaña.

“Este año seguí trabajando con las pesas y corrigiendo algunos errores, porque antes estaba tirando el cuerpo hacia adelante. Tengo que estar muy enfocado, el tercer bate es una pieza clave en cualquier equipo y eso lo he interiorizado para lo que viene”, remarcó.

En tanto, el camarero del IV Clásico Mundial habló de la paridad entre las dos selecciones y de su responsabilidad dentro del line up, se encarga de “tapar” al Gran Caballo. “En el play off los equipos se emparejan, no hay favoritos. Yo saldré a darlo todo. Esta ha sido mi mejor campaña, tanto a la defensa, que era mi fuerte, como a la ofensiva. Espero  salir bien y que volvamos a vivir la misma alegría del año pasado”.

LOS QUE ENTRARON A LA FAMILIA

Si los Alazanes liquidaron a los Cocodrilos más rápido de lo que muchos imaginaron, también se debió al desempeño de los refuerzos y a su acople con el resto de los integrantes.

El diestro Alaín Sánchez es uno de los ejemplos más evidentes: “Me llevo muy bien con los granmenses y me siento en familia”, afirmó el villaclareño, quien  fungió como relevista y abridor en semifinales.

Sobre esa estrategia comentó que está en condiciones de asumir ambos roles en la gran final, “como lo hice contra Matanzas, cuando el mentor Carlos Martí Santos depositó confianza en mí”, agregó, quien repite bajo las órdenes de su actual mánager, luego del Mundial juvenil de 2004 y el IV Clásico mundial.

Otra pieza importante en el accionar ha sido el holguinero Geydis Soler, autor de las dos remolcadas que decretaron el cuarto éxito frente a los discípulos de Víctor Figueroa.

“Lo importante es cumplir con la tarea en cada momento”, expone el Cachorro debutante en play off, “por eso, trato de cogerlo como un juego de la etapa regular para evitar sentir la presión, pero estamos preparados.

“Los holguineros están muy contentos con nosotros”, acota el patrullero izquierdo de los vigentes campeones, incorporado luego de las bajas para el Panamericano Sub 23 de Panamá.

De igual manera, el Naranja Yulexis La Rosa llegó para fortalecer otra área cardinal como la receptoría, al igual que hace tres temporadas, cuando la selección quedó en semifinales derrotada por Ciego de Ávila, “aunque ahora está haciendo carreras”.

Frente a Matanzas, el enmascarado se mostró más ajustado al bate, “y espero para la final seguir así”, añadió, mas, su principal misión es la defensa detrás del plato.

“Traté de guiar el pitcheo lo mejor posible, trabajando en los puntos débiles de los bateadores rivales, y nos dio resultado, ya vieron el equipo de Matanzas, no pudo batear”, explicó La Rosa sobre el quehacer de los lanzadores, después de los problemas con el control en los dos primeros encuentros, “pero se enfocaron en la tarea y salieron adelante”, señaló.

“Lo importante es que logren la concentración necesaria y la confianza en sí mismo. Lo otro es  jugar como hasta ahora”, concluyó Yulexis.

EPÍLOGO

Previo a la salida hacia Las Tunas, las principales autoridades del Partido y del gobierno de la provincia, junto a cientos de seguidores, despidieron a los Alazanes en la bayamesa Plaza de La Revolución.

Los alumnos de Carlos Martí Santos tenían previsto realizar ayer, en el parque Julio Antonio Mella, la última sesión de entrenamiento de cara al exigente compromiso. Otra película de suspense comienza; o mejor, continúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Soy granmense y Por supuesto GRANMA CAMPEÓN, PERO MUY BIEN POR EL ORIENTE CUBANO, felicito a Los tuneros que hicieron estilla a los gaticos de la capital, decepcionante ver que ya en nuestros medios de difución nacional no hay titulares para la serie nacional, y se evidencie falta de etica y profesionalidad por los comentaristas, PERO AQUI ESTAN LOS QUE SE LO GANARON Y BIEN GANAO, ARRIBA LEñADORES Y ALLAZANES, Y POR SUPUESTO GRANMA CAMPEÓÓÓÓN