Ritmos y tambores

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 21 febrero, 2016 |
0
Integrantes de la conga de Veguitas /FOTO: Yelandi Milanés Guardia
Integrantes de la conga de Veguitas /FOTO: Yelandi Milanés Guardia

Cuando en 1958 Denis García Aliaga creaba con instrumentos rústicos e improvisados la Conga de Veguitas, en Yara, no imaginaba que 58 años después, para suerte de los nativos, se mantendría la tradición.

Cuenta que, a pesar de la carencia de instrumentos en sus inicios, siempre aparecieron latas de galletas, picos de botellas y azadones para producir contagiosos sonidos.

No había espacio que les fuera ajeno, por eso no era extraño verlos amenizando las movilizaciones voluntarias para la caña y, posteriormente, deleitando a los veguiteros en sus principales fiestas.

Alrededor de cinco generaciones han formado parte de Ritmos y tambores, su actual nombre, y seis han sido sus guías: Denis García Aliaga (Cachamba), Alcides Varona, Juan Echavarría Arias (Chava), Leonardo Alba (Tico), Leonardo Castillo Aliaga (Castillo) y Yordanis Chávez Montero (Chávez).

Ritmos y tambores es patrimonio y símbolo de la referida localidad, por ello muchos aplaudieron la iniciativa de homenajearlos durante la celebración de la trigésimo quinta edición de la Jornada de la Cultura veguitera.

Los últimos directores, Castillo Aliaga y Chávez Montero, contribuyen con sus declaraciones a desentrañar la historia más reciente de la conga.

“Yo reanimé la conga entre el 1987 y 1988, después de haber estado liderada por Leonardo Alba. Iniciamos con músicos de más de 30 años de edad, pero se me unieron adolescentes de la secundaria. Cuando resurgimos lo hicimos con medios propios y eso fue posible porque nos gusta lo que hacemos. Hasta vendimos cigarros y viandas para comprar y recuperar los instrumentos”, rememora Castillo Aliaga.

“Aunque teníamos varios integrantes, actualmente suman 19, ninguno sabía tocar instrumentos de viento, por eso cuando se avecinaba un gran acontecimiento recurríamos a músicos manzanilleros para suplir esa carencia.

“La conga siempre atrajo al pueblo y sirvió de diversión en los duros años 90’ cuando había muchas afectaciones del servicio eléctrico, así que alegrábamos un poco la vida del pueblo arrollando por sus calles oscuras”.

La celebración de los cumpleaños de sus integrantes, los días festivos, como el Primero de mayo, 26 de Julio, los aniversarios de los Comités de Defensa de la Revolución y del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación constituyen motivos para reunirse y armar el rumbón.

Además de la música, el deporte también los apasiona, por eso es común verlos animando juegos de pelota en su municipio y fuera de este.

“Somos la comisión de embullo del equipo Yara de béisbol y cuando juega Granma, en nuestro territorio, de la selección provincial”, explica Chávez Montero.

“Gracias al apoyo a las escuadras deportivas yarenses y a diferentes invitaciones hemos visitado los municipios de Jiguaní, Bayamo, Río Cauto, Buey Arriba, Campechuela, Guisa, Niquero y Manzanillo.

“Afortunadamente, en los últimos años se nos han sumado en los instrumentos de viento algunos veguiteros, entre los que se encuentran Lilibeth Palomino, Daniel González Baldoquín y Osvaldo Arias Navea.

“Entre los coros más solicitados está el de Siento un bombo, el Adiós, adiós y La linda mulatica”.

Según refieren el momento más relevante en todo el año es el carnaval, aunque también consideran importante la jornada de la cultura, pero el primero es el que más preparación demanda porque es competitivo.

Orgullosos se sienten de contar con una conga infantil, la cual va a garantizar el relevo: “Lo más difícil del trabajo con los niños, comenta Chávez Montero, es adecuar los instrumentos a ellos, porque son pequeños y los instrumentos existentes son para adultos. Queremos lograr que en los carnavales infantiles sean ellos los protagonistas”.

Para quienes el resurgir a finales de los 80’ fue algo complejo, Ritmos y tambores es más que un simple grupo de hombres con inquietudes musicales y deseos de hacer bailar.

La conga es para sus miembros lo más sagrado, su vida, su familia y es como la sangre porque la llevan en las venas. Para veguiteros y visitantes es un buen medio para el alma divertir, en días en que se hace necesario darle alegría al cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .