Rugido en selva ajena

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 21 septiembre, 2020 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva
Otra remontada sobre los Alazanes de Granma protagonizó el equipo de Industriales, este domingo, durante el cierre de las terceras subseries del aún joven campeonato cubano de béisbol.

Como en la jornada anterior, la selección capitalina convirtió en victoria lo que parecía un revés, al borrar una desventaja de tres carreras (2-5) en el noveno episodio frente al endeble pitcheo de los rivales.
Ni Kelvis Rodríguez ni Carlos Santana pudieron sofocar la rebelión de los azules, que no pararon hasta endozarles otra costosa derrota a los granmenses y en su cuartel general, el parque bayamés Mártires de Barbados.
Después de tolerar el jonrón en solitario de Stayler Hernández en el octavo, que puso pizarra de 5-2, Rodríguez permitió otra rayita en el próximo capítulo, en el que además se fue sin sacar out y dejó el posible empate en circulación.
El panorama mejoró con la entrada de Santana, quien obligó a Jorge Luis Barcelan a batear para doble play, pero luego admitió tres sencillos consecutivos, que igualaron el marcador (5-5).
Los locales apenas respondieron con un indiscutible frente al taponero Andy Rodríguez y quedaron obligados a decidir en Regla Schiller.
En esa instancia, los Leones tomaron diferencia decisiva de 8-5 y nuevamente a costa de Santana, luego de que el alto mando granmense siguiera apostando por su cerrador.
Totalmente alicaidos, los Alazanes amagaron al llenar las baes, con el boleto que recibió Raico Santos, pero Guillermo Avilés se ponchó y Carlos Benítez sacó un roletazo inonfesivo por la inicial, que decretó el triunfo de los visitantes.
Así, los Leones (5-2) rugieron por segundo día consecutivo en patio granmense y se repusieron del par de fracasos sufridos en el Guillermón Moncada, de Santiago de Cuba.
Entretanto, este resultado obliga al mentor granmense Carlos Martí a repensar la estrategia con su bull pen, sobre todo, con el manzanillero Santana, quien carga con los tres descalabros del conjunto y en cuatro de sus cinco salidas no ha cumplido su misión.
Asimismo, como en el juego sabatino, el pésimo desempeño del apagafuegos echó por tierra la buena faena del abridor, está vez, la del zurdo Yunier Castillo.
De igual manera, opaco la tarde perfecta de Raico Santos (5-5), con cuadrangular incluido, y el tercer estacazo de Avilés, que llegó a 11 remolques.
Los Alazanes reciben, de martes a jueves, a los Piratas de Isla de la Juventud, y luego cogerán carretera para enfrentar a Matanzas, Mayabeque y Ciego de Ávila, en ese orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *