Salud en EE.UU. entre diversos temas que destacan en elecciones

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 5 noviembre, 2018 |
0

Washington, – Los cuidados de salud y la insistencia de los republicanos en derogar la ley de salud, destacan hoy entre diversos temas que centran la atención de los votantes estadounidenses en las elecciones de mediado de mandato mañana.


Según Juan Williams, analista político de la cadena Fox, en todas las plataformas de mensajería política, el problema número uno que impulsa a los votantes es la atención médica.

Luego que en 2010, el asunto sirvió a la oposición del Tea Party y a los republicanos para obtener 63 escaños en la Cámara de Representantes y ampliar su mayoría en el Senado, ahora parece volcarse contra los miembros de esa agrupación.

En un artículo de opinión en el diario The Hill, Williams asegura que con el apoyo a la legislación conocida como ObamaCare como su principal punto de conversación, y algunos de ellos incluso pidiendo un sistema más extenso y de pago único, se proyecta que los demócratas capturen la mayoría de la Cámara.

Destaca que los del partido azul les recuerdan a los votantes las 60 veces en que los republicanos (rojos) en la Cámara baja votaron para derogar a ObamaCare.

Por supuesto, los demócratas, señala el analista, también mencionan que, a pesar de las mayorías actuales del Partido Republicano en la Cámara de Representantes y el Senado, los republicanos no lograron crear un plan mejor.

En agosto, un sondeo de la Fundación Kaiser Family encontró que 75 por ciento de los estadounidenses consideró que es “muy importante” que ObamaCare impida que las compañías de seguros nieguen la cobertura de seguro a personas con una condición preexistente.

La importancia del tema la destacaron los resultados de la pesquisa de agosto Reuters/Ipsos, la cual encontró que 70 por ciento de los estadounidenses apoyan Medicare para todos.

La misma evidenció 52 por ciento de apoyo republicano y 85 por ciento de apoyo entre los demócratas, lo que marca el contraste.

La preocupación de los estadounidenses por los cuidados de salud drenó el protagonismo tradicional al estado de la economía del país, tema importante en comicios anteriores y que el presidente Donald Trump presenta como uno de sus logros.

Al respeto el expresidente Barack Obama, durante un acto de campaña en Chicago de cara al retorno a las urnas, puntualizó que el boom de la economía estadounidense no es mérito de Trump y los republicanos.

“Cuando llegué a la Casa Blanca, dijo, tuve que resolver los problemas que nos habían dejado” refiriéndose a la crisis hipotecaria heredada de los republicanos.

Por otra parte, además de economía y salud, acaparan la atención los problemas de una política migratoria disfuncional y las posiciones extremas asumidas por Trump que lejos de favorecer a su partido alejan sus posibilidades en las urnas.

El lenguaje divisivo de Trump, en opinión de analistas y medios de prensa,  melló las posibilidades de su partido, sin dejar de resaltar las mentiras contenidas en la propaganda de los rojos.

A pocas horas de que abran las urnas de votación, los demócratas tienen una ventaja sobre los republicanos de 55 por ciento a 42 por ciento, según encontró el último sondeo de la CNN para la renovación del Congreso.

El voto de mañana puede darle el control de la Cámara de Representantes a los demócratas, lo que dificultaría que sus contrarios puedan aprobar determinadas leyes  como las reformas impositivas, salud o migración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *