Por salvaguardar la vida y la salud de los trabajadores

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 14 noviembre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

“Seguridad y salud en el centro del futuro del trabajo” es el eslogan que rige en esta ocasión la Jornada Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que cada año se desarrolla del primero al 30 de noviembre, con el propósito de salvaguardar la vida y la salud de los trabajadores y elevar la cultura en la protección laboral a través de actividades diversas.

Producir con seguridad es la esencia de la labor en las empresas de nuestro sistema social, y aspecto de gran importancia en Cuba, realzado anualmente en la mencionada jornada, que también se centra en el fortalecimiento de las acciones orientadas hacia el mejoramiento de las condiciones de trabajo, sin descuidar el movimiento de áreas protegidas, la inspección sindical y los convenios colectivos de trabajo.

En Granma, la Jornada “descorrió sus cortinas” en la UEB Servicio a trabajadores, de la Empresa de Construcción y Montaje, centro en el que es bastante riesgosa la labor para sus obreros, pero que ha sabido cumplir las normas instituidas y tiene buenos resultados en tal sentido, pero lamentablemente en la provincia el actuar no es igual en otras entidades, pues en el onceno mes del año se cuantifican 119 accidentes (ninguno mortal) y 120 lesionados, lo cual muestra que restan aspectos por pulir, reglas que respetar y sobre todo conocimientos por aplicar en tal sentido.

Liuver Mora García, miembro del Secretariado provincial de la Central de Trabajadores de Cuba para atender Asuntos laborales y sociales, al suministrar la información a este órgano de prensa, explicó que no cuentan con la totalidad de los medios de protección, y que los existentes no poseen la calidad requerida, pero además, en sectores como Servicios Comunales los carretoneros y recogedores de desechos sólidos en muchas ocasiones no los utilizan, aunque sí los tienen.

Señaló como los organismos con mayor número de accidentes a Salud Pública y asistencia social con 33, Servicios Comunales 19, Industria azucarera y Construcción nueve, y Educación 11.

No debe olvidarse nunca que la educación y prevención son elementos cardinales en el propósito de reducir al máximo la accidentalidad laboral, no solo por los irreparables daños humanos y económicos, sino por lo impactantes que resultan para la familia y la sociedad.

Es necesario seguir perfeccionando el proceso de identificar peligros y evaluar riesgos en los centros laborales, los programas de prevención para contrarrestarlos y la capacitación de los trabajadores, no obstante existir actualmente algunas dificultades con la ejecución del presupuesto para la adquisición de los medios de protección por no haber respuesta siempre de los proveedores.

Cuando el próximo día 30, en la Dirección Territorial de ETECSA, ubicada en Bayamo, se clausure la jornada, quedará patentizado el compromiso de obtener resultados superiores en 2021 y tener cada vez trabajadores más protegidos.

En Cuba el derecho a la protección e higiene laboral está refrendado constitucionalmente, y el Código de Trabajo dedica espacio a detallar lo concerniente a este asunto, lo cual deviene la teoría. A los trabajadores y sindicatos a cada instancia les corresponde conocerla, aplicarla y exigir a las administraciones su cumplimiento, eso, sin dudas, es un privilegio, entonces resulta doloroso desaprovecharlo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *