San Juan-El Cristo, blanco de un virus rey (+ fotos)

Share Button
Por Geidis Arias Peña | 10 marzo, 2021 |
0
Una de las entradas al Consejo Popular San Juan-El Cristo FOTO/ Luis Carlos Palacios Leyva

Nadie sale ni entra, a menos, muy justificadamente. En las calles se avizora el peligro más allá de las señales impuestas. Hasta los coches, que sobrevivieron a la guerra de la modernización, dejaron de ser parte del sonido habitual. Cada día, las cifras de la Covid-19 cercan y limitan más.

Dentro de este marco cerrado que vive hoy Bayamo, el Consejo Popular San Juan-El Cristo, está aún más restringido. Sus puntos de acceso cierran a la 1:00 pm. La quietud se acentúa. El panorama es tan desolador e inusual en sus arterias, las más concurridas de la ciudad, que angustia y en ocasiones, causa temor.

En el perímetro, donde viven 18 mil 757 personas, se ubica el centro patrimonial de la urbe y las instituciones públicas de carácter cultural, y socioeconómico de mayor importancia; así como 305 centros laborales que prestan servicios a la población.

La medida, una de las más severas que se adoptan dentro del protocolo de enfrentamiento al nuevo coronavirus, lleva seis días en práctica, tras anunciarse por Calixto Santiesteban Ávila, presidente del Consejo Municipal de Defensa la televisión local CNC TV Granma.

“Lo hacemos en este lugar porque ha sido donde se ha diseminado en Bayamo la trasmisión de la enfermedad”, acotó.

Santiesteban Ávila comunicó que el principal propósito es restringir los movimientos en el área y con ello apoyar que no exista una cadena de contagio y realizar una pesquisa con calidad.

En el término de los primeros 15 días de tomada la decisión, se reportaban 29 casos, de ellos 27 autóctonos y dos importados. Con una alta incidencia domiciliar, precisaron fuentes de Salud Pública en el municipio.

Asdiel Curó Núñez, vicedirector de Higiene y Epidemiología en el Policlínico 13 de Marzo que asiste casi a la totalidad de la céntrica zona enfatizó que además de la dispersión del virus, resulta llamativo que todos los confirmados son autóctonos.

Otra de las complejidades en la comunidad -expuso el directivo- radica en la identificación de la fuente de contagio, lo que nos dice que el virus está circulando en las calles.

En ello va implícito que muchas personas en ocasiones exageran y dicen ser contacto y otras, niegan su implicación con el contacto. Ahí es donde se generan la cadena de trasmisión que resulta complejo definirla.

“En esta enfermedad lo más importante es aislar a tiempo el paciente, identificar sus síntomas y, romper la cadena epidemiológica que se produce. Y en eso estamos teniendo dificultad”, precisó Isabel Agüero Sánchez, directora de Higiene y Epidemiología, de Bayamo.

La especialista señaló que en la realidad lo que está indicado para lograr total calidad de lo que se quiere es un cierre total; pero cuando lo analizábamos era bastante difícil lograrlo, teniendo en cuenta que nos encontrábamos en la fase 2, donde la indicación es que las personas permanezcan en el hogar; y la importancia que atañe al circuito desde el punto de vista socioeconómico.

No obstante, subrayó Agüero Sánchez que también se evaluó la posibilidad de cerrar manzanas, cuadras completas; pero igual no se alcanzaba el objetivo de pesquisar al cien por ciento de la zona. Muchos trabajan y cuando el pesquisador pasa no se encuentran en la vivienda, lo constituye una fisura, porque no podemos asegurar el estado de salud de esa persona. Mientras con esta medida se logra que se vea el ciento por ciento de San Juan-El Cristo.

Curó Núñez comentó que hacia ese propósito otra de las dificultades presentadas para obtener la eficacia deseada en el control casa a casa es la carencia de termómetros para diagnosticar uno de los principales síntomas, la fiebre. Los que hay, a veces no tienen buena calidad. En ese sentido el bloqueo nos marca; por lo que asume un protagonismo vital el interrogatorio y la veracidad de su respuesta.

Ambas autoridades sanitarias apuntaron que violar el protocolo de las medidas de seguridad fue otra de las incidencias que le dio luz verde al SARS-CoV-2 en la demarcación.

La doctora Agüero Sánchez dijo que en el control de foco en el área se han detectado violaciones en los centros de trabajos, como personas hacinas, individuos que consumen alimentos en los mismos recipientes, así como insuficiencia en el cumplimiento de otras acciones sanitarias.  

La responsabilidad individual salvará a todo aquel que sea consciente de la urgencia de ser precavido y actuar en correspondencia con las medidas establecidas. Varios expertos señalan que es el autocuidado la vacuna más eficaz, aun cuando ya se avanza con algunos candidatos vacunales en Cuba y otros países del mundo.

Mientras el personal sanitario debe caracterizarse por la agilidad y manejo adecuado en torno a sus responsabilidades, como garantía de una atención de calidad, que en estos momentos requiere el pueblo y urge para combatir la Covid-19.

¿Cuán efectiva es la medida? ¿Qué tan responsable somos? ¿Seremos capaces de ganarle a la Covid-19 en la comunidad? ¿Cómo enfrenta Salud Pública la problemática? ¿Cuánto exige en lo individual y colectivo? Son preguntas que nos retan a volver sobre el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *