Secretario de la CTC destaca respuesta de trabajadores ante situación energética

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 7 octubre, 2019 |
0

La Habana, – Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, destacó la respuesta de los colectivos laborales cubanos ante las medidas adoptadas en el país para responder a las complejas condiciones que en términos energéticos, financieros y materiales continúan hoy presentes en el desempeño de la economía.

En una entrevista exclusiva con el semanario Trabajadores, el miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, dijo que en la etapa se ha demostrado con acciones prácticas que es posible encontrar soluciones para continuar avanzando en los programas de desarrollo y la producción de bienes y servicios que se demandan por el pueblo.

El dirigente sindical señaló que las múltiples iniciativas puestas en práctica durante esta etapa evidencian un pensamiento creativo y movilizador de las reservas de organización, disciplina, calidad, productividad y ahorro en todos los frentes, que con el concurso de todos debemos potenciar bajo estas circunstancias de tensión.

No obstante, Guilarte De Nacimiento señaló que aún persisten problemas con la calidad de los servicios, el burocratismo y los trámites dilatados, el robo y el acaparamiento de productos de primera necesidad, por personas sin sentido solidario, la inercia ante indisciplinas sociales y la falta de vinculación y explicación a los trabajadores por sus dirigentes administrativos y sindicales.

Recalcó en sus declaraciones al órgano de la Central de Trabajadores de Cuba que estos son tiempos de enarbolar la unidad de la nación, en cuya defensa y consolidación la Revolución tendrá siempre a su lado a la CTC, los sindicatos y los trabajadores.

A mediados de septiembre, y ante la persecución financiera y la obstaculización al suministro de combustibles, el gobierno cubano aplicó medidas para enfrentar el déficit de recursos energéticos entre las que se encuentran la reorganización de la jornada laboral para preservar la fuerza de trabajo y sus ingresos; el desplazamiento de los procesos productivos altos consumidores de energía de los horarios picos, unido a la optimización de los flujos tecnológicos.

Además se orientó la incorporación de la tracción animal en las tareas de preparación de tierras, acopio y comercialización de la base productiva agropecuaria; la introducción de fuentes alternativas de cocción en centros de elaboración y minindustrias para procesar los excedentes de cosecha y darles mayor valor agregado a sus producciones y una mayor eficiencia de los actores de la cadena puerto-transporte-economía interna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *