Sembrar el más mínimo pedazo de tierra

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 24 mayo, 2020 |
1

Aresqui Hernández Ramírez, Coordinador de programas y objetivos del gobierno en Granma convocó a sembrar cualquier pedazo de tierra en función de tener en el futuro mucho más de lo que el territorio puede distribuir.

Granma debe plantar 41 mil 800 hectáreas, principalmente centradas en la producción de viandas como plátano, yuca, boniato; calabaza, la hortaliza que más se siembra en la primavera; y otras que están establecidas en la montaña.

La agricultura granmense es de secano, por tanto la mayoría de las siembras se hacen durante la campaña de primavera.

“Este mayo el territorio experimentó una sequía prolongada, lo cual incidió en que producciones como el  plátano y la yuca vayan en detrimento, y los niveles de surtidos a mercados y placitas sean inferiores”, explico Alexander Rojas Pérez, delegado del Ministerio de la agricultura en este territorio en comparecencia televisiva al programa Frecuencia 12.

A esto se suma la insuficiencia de recursos e insumos que ponerle a estos cultivos, lo cual impactará negativamente en los rendimientos, ello nos obliga a buscar áreas  de siembra por encima de las 41 mil 800 hectáreas.

Aresqui Hernández Ramírez exhortó a sembrar en cualquier pedazo de tierra, ya sea en el patio, una pequeña parcela, que permita a cada ciudadano estar en mejores condiciones de enfrentar cualquier déficit de productos agrícolas.

El Consejo  de Defensa provincial de conjunto con la agricultura en cada territorio, entidades como Azcuba y el Micons, buscaron alternativas que permitieron al territorio  crecer en más de tres mil hectáreas en esta campaña;  y en la de frío, continuar abriendo áreas nuevas, lo que permitirá incorporar alrededor de diez mil hectáreas más, que antes no se  cultivaban en Granma.

Bayamo, por ejemplo, demanda 40 toneladas diarias de viandas y es capaz de producir por sí solo, alrededor de 30; mientras Manzanillo demanda unas 28 y solo es capaz de generar ocho toneladas de viandas; la diferencia, por tanto, hay que buscarla en otros territorios, de manera que cualquier ayuda extra que demos desde nuestros patrios nos ayudará a tener la mesa mejor servida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos periodista y foristas que comparten esta columnade economía; creo que una análisis exhaustivo de la escasés de productos agriopercuarios en Granma debe tomar como puntop de partida que la agriculrura en nuestro territorio siempre ha tenido las mismas caqracterísticas, tenemos que evaluar objetivamente que antes de ocurrir la aparición de la covid, incluso antes de que la actual administración norteamericana recrudeciera sus medidas contra nuestra patria la agricultura sufría un declive en relación con años anteriores, ahora más visible por los factores antes mencionados, pero hace unos añitos atrás en Granma los mercados gozaban de buena salud, Bayamo era uno de los municipios de Cuba donde más carne de cerdo se acopiaba y los precios eran inferiores a los del resto del país por la presencia en mercados y placitas de abundantes productos, por ello lo que hay es que analizar objetivamente que ha pasado con la agricultura del territorio, por qué comenzó a descender la producción platanera, incluida no solo la de fongo sino la de plátano vianda, de la nueva variedad, qué pasó con la calabaza, con la yuca, el boniato y muchos otros cultivos, los huertos y organopónicos eran prolíferos en hortalizas y vegetales todo el año y hace un tiempo están deprimidos, creo que es bueno que se siembren, como dice el artículo topdos los pedacitos, pero esto nunca lográ llegar a las aspiraciones de la población y a las metas de más de 30 libras y 5 kilogramos de carne que tanto defiende nuestro Presidente, por tanto hay que pensar en cómo alcanzar esas cifras y no como tener un poquito de vianda en la mesa de vez en cuando.