Sembrar y producir más, respuesta de los campesinos

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 28 septiembre, 2019 |
0
En la finca La Algarroba la crianza de los animales prospera con el pienso criollo, elaborado a partir de las siembras y residuos de las cosechas/Foto: Luis Carlos Palacios Leyva

Los productores granmenses buscan diversas alternativas para cumplir sus compromisos y enfrentar las limitaciones provocadas por el recrudecido bloqueo económico, comercial y financiero que el Gobierno de los Estados Unidos mantiene hace casi 60 años contra Cuba.

Rogelio Hernández Montero, director de Cultivos Varios en la empresa agropecuaria Bayamo, reconoció la inmediata respuesta de los campesinos de la cooperativa de créditos y servicios Israel Oliva con la entrega de 230 toneladas de maíz para alimento animal, destinado a la ceba de cerdos, y harán un aporte adicional con otras 100 en lo que resta de año.

Además, aplican la tecnología del plátano extradenso con la introducción de los clones buscando mayor potencial productivo, lo que le ha permitido alcanzar rendimientos de más de 30 toneladas por hectárea y excederán las dos mil 500 toneladas, cifra récord, de viandas.

Hernández Montero informó que la cooperativa tiene la responsabilidad de suministrar 800 toneladas de cebolla, otras 250 de tomate y 18 de frijoles con destino a la industria, los mercados agropecuarios y frutas selectas para su comercialización con el Turismo.

“Los cooperativistas bayameses están trabajando en la diversificación e intercalamiento en los cultivos para aprovechar más el espacio del terreno y con las atenciones culturales y la tracción animal aumentar los volúmenes de productos”, afirmó.

Alfredo Velázquez Valero, más conocido por Freddy, asociado a la cooperativa Israel Oliva no se amilana ante los obstáculos que causa la hostil política del imperio

En su finca La Algarroba, en la zona La Palmera, enfrenta con laboriosidad e inteligencia las tareas para hacer sostenible las producciones en los cultivos varios, las proteínas y el alimento animal.

Aunque Velázquez Valero acostumbra a sembrar seis hectáreas de cebolla, ahora plantará una e igual cifra de tomate y de pimiento al no disponer de combustible para preparar la tierra e incrementa el cultivo de plátano que exige menos cantidades de insumos y se prepara para la cría de peces de agua dulce con la siembra de 50 mil alevines de tilapia, tenca y carpa.

Exhibe entre sus resultados notables crecimientos en la producción de maíz en siete hectáreas, utilizando semillas de calidad, con altos rendimientos agrícolas. En sus áreas crecen hoy saludables las plantaciones de soya, frijoles y ajíes, a lo que se suma la crianza de patos.

Freddy, quien es natural de Holguín, dijo que trabaja para salir adelante en la actual situación energética de la única manera posible: “Producir y producir; sembrar todo lo que se pueda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *