Sensibilidad para enrumbar vidas

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 27 octubre, 2015 |
2
Centro Médico Sicopedagógico, Bayamo, Granma
FOTO / Rafael Martínez Arias

Es mediodía, se escucha una contagiosa música, y en un salón amplio, con balances en ambos lados, personas muy especiales muestran rostros alegres y hacen gala de lo aprendido, ya sea hablar, bailar o simplemente observar a sus semejantes atentamente.

Se trata de un sitio que conmueve y enternece, el Centro Médico Sicopedagógico de la provincia cubana de Granma, ubicado en el municipio de Bayamo, y que abrió sus puertas el 13 de diciembre de 2010.

Allí, de manera gratuita, un excepcional colectivo se encarga de la atención integral a las personas con discapacidad intelectual severa y profunda, para convertirlo en una especie de hogar donde se cobijan los sueños y suplen las carencias de quienes necesitan mucho más que educación o salud.

A los que viven en la institución, por demás amplia, higiénica y hermosa, se dirigen las acciones dedicadas al cuidado, preservación de la salud y al desarrollo de las potencialidades sensoriales, motrices, e intelectuales mediante la habilitación sicopedagógica.

Centro Médico Sicopedagógico, Granma
“Una sustancial mejoría del confort de la instalación y la calidad de vida de pacientes y trabajadores ha sido posible con el donativo de dos mil 669.2 cuc hecho por el Círculo Granma de la Asociación de amistad Italia-Cuba”, asegura la Licenciada Elaine María Rodríguez Mejías, directora del Centro, mientras muestra algunos de los artículos adquiridos / FOTO Rafael Martínez Arias

ESPERADO REGALO

Escuchar a la Licenciada Elaine María Rodríguez Mejías, directora del Centro, es una verdadera lección de sentido de pertenencia, profesionalidad y sobre todo de amor.

“Granma antes no tenía este tipo de instalación –explica-, era una necesidad sentida y esperada, pues nuestros casos se atendían en Holguín.

“Este era anteriormente el Sanatorio del SIDA, con características para su objeto social. Abrimos con 10 pacientes, en estos momentos tenemos 14 (cinco de ellos sin familiares), aunque la matrícula es de 30, por falta de una adecuada estructura. El proyecto inmediato es ingresar seminternos que viajen diario de su casa acá.

“Reciben aquí servicios de enfermería y atención de un médico especialista en Medicina General Integral, y una vez al mes vienen pediatras, siquiatras infantiles y de adultos, neurólogos, ginecólogos, ortopédicos, podólogos y estomatólogos; en caso de ser preciso, clínicos, cirujanos y nefrólogos.”

Elaine María refiere que atienden a seis pacientes severos y ocho profundos, con patologías asociadas: un cardiópata, hipertensos, encefalópatas y epilépticos, a un costo mensual de unos 324 cuc.

Dice que su mayor fortaleza es contar con un equipo de trabajo emprendedor y creativo:”entregado a tal punto que no hay horario, se comienza al amanecer hasta la noche, sin mirarse momentos ni condiciones”.

Centro Médico Sicopedagógico, Salud, Granma
Martha y Kenia Alena, una muestra de infinita ternura / FOTO Rafael Martínez Arias

IMPACTOS

No sería posible enumerar logros sin nombrar a sus protagonistas principales.

Katiusca Acosta Salcedo, de 33 años y procedente del Hogar de niños sin amparo filial de Manzanillo, fue la primera en llegar y muestra mejorías.

Alexis Medina, 16 años, de Bayamo, es el más joven, un muchacho que entró sin caminar, actualmente tiene autonomía, deambula, dice mamá y papá, obedece órdenes, y puede controlar algo su incontinencia.

Manuel Acuña ingresó con alopecia, su cabeza estaba desprovista totalmente de pelo, y bastaron el afecto y el cariño, para que la cabellera naciera y creciera, en estos momentos ya usa zapatos y ropa, realiza labores de artes manuales, y habla algunas palabras.

Otros muchos nombres pudieran señalarse, Elizabeht, Roberto, que con sus 59 años es el mayor de todos, Adalberto, Yanet…, pero no es imprescindible, basta con verlos, con palpar esa realidad al alcance de la mano.

Hay barreras arquitectónicas, pero no se cuantifica ningún accidente en todos estos años, pues se trabaja con mucha precaución y cuidado.

MAS CALIDAD DE VIDA

La existencia de un plantel como este, otorga a los padres y demás familiares de los alumnos la  confianza de una custodia constante y una atención esmerada. Tal es el sentir de Martha Alena Guerrero, hermana de Kenia, de 34 años:

“Ella padece retraso mental severo, ingresó aquí en condiciones muy desfavorables, sin ningún tipo de habilidad para caminar, hablar, o valerse por sí misma, estaba postrada en una silla de ruedas, hoy tiene aún limitaciones para comunicarse, pero lo hace, se moviliza hasta largas distancias, se reincorporó docentemente al aula denominada ABC, para socializar, se ha identificado con la familia y con el entorno social que la rodea. Quedó atrás la depresión, para dar paso a mucha más calidad de vida”.

El Centro Médico Sicopedagógico es la muestra fehaciente de que un mundo mejor es posible cuando dedicamos amor y ternura para enfrentar los desafíos de la vida y la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .

  1. Es un Centro de referencia donde la atención que se brinda es la mejor ,todo el equipo que allí labora ,encabezados por su directora, Elaine ,son muy profesionales y están bien entregados a la labor humanitaria que realizan,felicidades

  2. mis felicitaciones a los compañeros del centro, y principalmente a su directora, consagradísima a su trabajo, dedicada y sacrificada, como deben ser todos nuestros cuadros.