¡El despertar de la esperanza!

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 28 abril, 2016 |
1
Yanetsi Columbié de la Cruz, de 31 años de edad
Yanetsi Columbié de la Cruz, de 31 años de edad

El rostro de la pequeñita se contrae, para dar paso a un gesto de placidez, Liadmela Noemí Valdés Columbié disfruta de su vida, recién iniciada, en los brazos maternos.

Ella es el fruto no solo del amor, sino del esfuerzo sostenido de  un equipo de trabajo en el Servicio de reproducción asistida, del Centro Médico Ambulatorio del Hospital Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, en la suroriental provincia cubana de Granma.

Yanetsi Columbié de la Cruz, de 31 años de edad, progenitora de la bebé explica:

“Llevaba  siete años de matrimonio y nunca había salido embarazada, por lo cual estuve recibiendo atención en el Servicio de reproducción asistida, por espacio de cinco años, con tratamientos hormonales para regular mi menstruación. Ya me estaban haciendo los papeles para la inseminación artificial, y llegó entonces el embarazo.

“El servicio es muy bueno, son preocupados, y nos dan la posibilidad de lograr nuestro sueño, de ser madres. La bebita nació el 23 de marzo con un peso de 8,5 libras¨.

DEUDA CUMPLIDA

La doctora Liudmila Tejera Cordovés, jefa del Servicio de reproducción asistida de Granma, es de esas personas que se entregan en cuerpo y alma a cada empeño, por eso intercambiar con ella sobre el tema es verla sonreír ante los logros y sufrir por las adversidades.

“El Servicio se inauguró oficialmente el 27 de noviembre de 2015,  -explica- pero se atiende a toda  Granma, desde hace cinco años atrás, abril de 2010.

“La provincia, en sus inicios, tuvo una deuda de gratitud de más de 20 años en los que no existía este servicio, y, de forma inestable e irregular, se examinaban pacientes que constituían parejas de estudio de infertilidad, en una consulta del Hospital Carlos Manuel de Céspedes.

“No era una consulta  multipropósito, pues no asistían las especialidades afines como endocrino y urología, por ejemplo; no se hacían estudios laparoscópicos y, mucho menos, cirugía de mínimo acceso, ni había acreditada ninguna persona en el territorio que se dedicara a la técnica de reproducción asistida, en este caso, la inseminación artificial homóloga, la que hacemos ahora.

“Lograr lo que hoy tenemos nos llevó cinco años, desde 2010. A las parejas les brindábamos lo que teníamos, el estudio para buscar las causas de la infertilidad, como es el caso de Yanetsi Columbiér, pero no podíamos poner ante ellos la técnica de reproducción asistida, debían trasladarse a la provincia de Holguín¨.

ALTO COSTE

Reproducción asistida

Edificado y equipado a un coste superior a los 112 mil 45 pesos en moneda nacional, el servicio muestra hoy un rostro lozano y se dedica a la inseminación homóloga o de pareja, como respuesta a las consultas de infertilidad, una en cada municipio granmense.

Cuenta con dos consultas, una multipropósito en días alternos y la propiamente de ginecología. La parte de riesgo biológico tiene un laboratorio de semen, un departamento de fluidos especiales, el local de inseminación y el de toma de muestras.

Aproximadamente 12 mujeres han sido inseminadas desde que el laboratorio fue inaugurado, en noviembre último, pero no siempre el complejo proceder es fructífero.

De acuerdo con información suministrada por la doctora Tejera Cordovés, en protocolo de inseminación (propuestas a inseminación) hay varias, pues se atienden en consulta unas 24 al mes.

“Hay embarazadas que no son candidatas a la inseminación artificial porque pueden embarazarse con tratamiento, apunta la especialista.

“El logro más importante que tenemos hoy es Valia Yusimí García Palmero, residente en el municipio de Cauto Cristo, tiene 43 años de edad, y por la aplicación de la inseminación artificial quedó embarazada, nos preocupamos y ocupamos de ella¨.

EN SUSTITUCIÓN DE PROCESOS NATURALES

La reproducción asistida o fecundación artificial es el conjunto de técnicas o métodos biomédicos que facilitan o sustituyen a los procesos naturales dados durante la reproducción.

El programa, aprobado en Cuba desde el 2007, consiste en garantizar de manera totalmente gratuita, cobertura asistencial a las personas con dificultades para engendrar, a través de la recepción, diagnóstico, clasificación y tratamiento de las posibles causas del problema, servicio costoso en países desarrollados donde su precio oscila entre los 400 y seis mil dólares.

El 25 de julio de 1978, nació en la ciudad inglesa de Oldham una niña singular, Luise Brown, el primer bebé probeta de la historia.

PRIVILEGIO

Muchos nombres engrosan la lista de parejas que añoran acunar en sus brazos a sus descendientes.

Pudiéramos señalar a Carlos y Hortensia, a Efrén y Margot, a Alexis y Mariana, o a la mujer que desea hacer la llamada producción independiente, y prefiere no publicar su nombre.

Sin embargo, no es preciso, basta con solo decir que las puertas y el profesionalismo están abiertos para todos los interesados.

Esther Pérez Álvarez, ama de casa, residente en el municipio de Bartolomé Masó, lleva 24 años de matrimonio y nunca ha salido embarazada.

“Hace años que me estudio en la consulta de fecundidad, en Manzanillo, vine aquí con mucho optimismo.

“Aprecio la posibilidad de acceder, de manera totalmente gratuita, a un servicio como este, es un privilegio¨.

Amor, altruismo y una alta preparación distingue ese colectivo que tiene en sus manos la gran responsabilidad de despertar la esperanza en quienes sueñan con procrear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola yo soy el padre de Liagnela Nohemi Valdés Columbie -José Antonio Valdés Machado, el cual esta muy agradecido a La doctora Liudmila Tejera Cordovés, jefa del Servicio de reproducción asistida de Granma y a su equipo, le doy un consejo a todos los padres como yo que no se desilusionen todo es hacer lo que mandan los especialistas y lograran sus sueños serán realidad Gracias